31 marzo 2009

De día

...Y tras un largo silencio, un nuevo suspiro, un nuevo sueño, un nuevo amanecer...
Detrás de las montañas ya asoman las primeras luces, los primeros cantos, las brisas frías y los andares de pájaros que buscarán el alimento del día.
Mientras se refleja en la laguna el destello de las nubes casi inexistentes los ambientes de luz cambian y dejan atrás lo que antes era casi imperceptible, casi temible por los sonidos oscuros que nadie distingue salvo por una luna que no había.
Hoy se abre el día y se cantan jolgorios con alegría.
Ha amanecido.
La penumbra quedó atrás...

8 comentarios:

ShAdOw dijo...

Como siempre digo... nunca está mas obscuro como antes de cada amanecer...
Gracías por volver ;o)

mente_peregrina dijo...

Así me encantaría que amaneciera de nuevo en mi vida. Cuando las tinieblas de la incertidumbre se esfumen poco a poco y para siempre, y me permitan respirar...

george dijo...

Durante el silencio hay tiempo para reflexionar,
las luces del nuevo día destapan lo escondido,
cuidado con lo encuentras, no todo es alegría,
de momento lo importante es que has salido de la penumbra,
y vuelves a cantar con ánimo...

con cariño

AndreaLP dijo...

Significa que volviste??? :-p

noemi dijo...

Siempre es bueno salir del cajón de lo oscurito.....

Juan de Lobos dijo...

todo se renueva
Aullidos para ti Querida Dra.

Dra. Kleine dijo...

Os adorooooooooo!

fgiucich dijo...

La luz que siempre vuelve y nos aleja de la oscuridad. Abrazos.