03 mayo 2006

Un beso de lluvia

Y la lluvia canta aún cuando el sol no ha despertado

y la lluvia toca a mi ventana queriendo ser notada,

da leves toques al cristal para hacerse presente aún en mi alcoba,

y la lluvia entra callada en un descuido al abrir la ventana

refrescando la madrugada de éste día.

¿¡Qué día nos espera!?,

me pregunto compartiendo mi bostezo flojo

a mi almohada calientita, consentida y azul.

Siento que la mañana me invita a un abrazo fresco

convidándome un poco de oscuridad, nacimiento del nuevo día.

Y la lluvia me toca como no queriendo importunar,

En su leve chipi-chipi llega hasta mi piel.

¿Qué día tengo hoy?

Y repaso el itinerario de tareas que cumpliré

como ser humano y como abejita obrera.

No le agrada saberlo a mi camita tibia,

La envidio por quedarse así, quietecita.

Y la lluvia promete allá afuera

Que cuando esté preparada

Me llevará a pasear en ella.

Así callada se volverá mi compañera

Hasta el arribo de mi oficina y de galletas mañaneras.

Un beso y digo “vuelvo�,

Un beso y digo “lo prometo�

Y me pierdo a oscuras,

En la calle

Con la lluvia.

11 comentarios:

IGNACIO dijo...

Tu lluvia mojó mi almohada, y mi mente rueda suelta y sin paraguas, y digo que volveré... A leerte, con lluvia o sin ella.
Un abrazo.

noemi dijo...

Y es que la ciudad está mojada...

Anónimo dijo...

Asi es como el cielo nos hace recordar su presencia en la ajetreda vida que llevamos, con gotas de lluvia

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

The_Saint_Mty dijo...

De esas lluvias mañaneras, que invitan a quedarse en la tibia cama...Saludos!

Chica Yeye dijo...

ahhhh que rico, besos en el agua!!

saludos

rossmar dijo...

ahhh como envidio yo tmb a mi camita, que se queda quietecita y sin mojarse.

yanett dijo...

Me hiciste recordar mi infancia... cuando llovia nos poniamos nuestros impermeables para que mi mamá nos diera permiso de salir al patio y sentir la lluvia caer en la cara.... (pretexto, terminabamos empapadas y regresabamos directito a la regadera)...
Ahora extraño la lluvia....

Angeek dijo...

Lindo, lindo. Hay días que yo también envidio mi camita, solo que aquí con tanto calor a veces es una tortura quedarte en ella.
Saludos

RAYDIGON dijo...

La lluvia me lleva a la cama...

Besitos.

Dra. Kleine dijo...

Cierto, hay días en los que la camita y la lluvia se vuelven uno sólo.
Así con tesito, cafecito o solo.
Cuestiónd de gustos no?

palabraserrantes dijo...

La lluvia tiene la magia perfecta del recogimiento. Desde adentro, hacia adentro. Para estar quieta o quietos juntos, y escucharla.
Para adentrarse en el sueño.
Para que nos acaricie. Para lavarnos los sueños que no.
Para sonreirle a los que sí.


Beso de lluvia
/todavía en bata, je, y es que acá se viene la lluvia y ahora me hacés dudar... 8: 25 Am... ¿salgo?