23 mayo 2007

Web cam

Era interesante su plática, o más bien su chateo...
Me atraía de cierta forma porque siempre tenía buen tema y, sobre todo, una forma bastante educada de llevarse conmigo.
La red ha hecho una maravilla en éstos tiempos.
Desde que lo conocí sólo en sus letras, yo tenía en la mente una gama de ideas sobre cómo sería físicamente... sin embargo nada se acercaba a lo que yo pudiera encontrar tras la famosa web cam.
Ya por teléfono habíamos roto el complejo y de vez en cuando, en altas horas de la noche, coincidíamos en vernos y saber uno del otro sin otro compromiso más que el de la mera amistad.
Más, a veces el momento y las hormonas nos cambian.
Anoche, cansada de la situación estresante de mi ciudad, decidí internarme en la virtualidad. Darle un sentido cómico bajando archivos de YouTube.
En eso, él apareció, así, sin más.
Lo noté muy activo, como suele ser él cuando dejamos de vernos un buen tiempo.
Nos saludamos y tocamos las trivialidades del momento, dada la hora ya no tenía el a sus sobrinitos encima, mismos que ya conocía por video y por su cam.
Yo, en mi recámara, no tendría comentarios de mis padres haciendome callar por el volúmen tan alto de mi disco favorito.
Le veía la camisa de botones semiabierta y fue cuando percibí que sus labios estaban en contraste más rojos que lo de siempre... o es que nunca me tomé el tiempo para verle por dentro.
Sutilmente metía su mano al pecho, rascándose y yo perdía todo contacto de lo que me escribía. Yo me concentraba en el subir y bajar de su brazo sobre los vellos que se asomaban... Y perdí piso.
Se dió cuenta y jugueteó. Me dijo que si él se quitaba la camisa yo tendría que ofrecer una prenda a cambio y el juego se intensificó.
Cuando dejó abiertos los botones no podía creer que ese cuerpo velludo tuviera tan perfectos pectorales y por consiguiente un estómago delicioso, que me encantaría tocar...
Al momento del cambio fui traviesa y sólo me quité los aretes, la cadenita de mi cuello, pulseras y desabroché mi blusa. Fue suerte que tuviera sostén aún... de esos que figuran en encajes y coquetos tonos negros.
El sonrió, y sabía que me tenía prendada con la mirada puesta en su cuerpo. Lucía espectacular y ansiaba se siguiera acariciando... y lo conseguí.
Pero lo que él logró fue tocarme fibras muy sensibles... me excitó, logró verme cómo me mordía los labios, como dejaba de presionar las teclas por mirar cada movimiento, un baile sutil, una risita coqueta y mis piernas se cerraban una contra la otra... y vino lo mejor..
el desplazamiento de su short hacia abajo.
Envidié que la web no tuviera movimiento, no deseaba perder ni un instante la vista de aquel miembro... Simple y sencillamente era exquisito poder disfrutarlo mientras no me tocara...
Pero lo hice yo misma y sentí la humedad por su piel y por la mía.
¡Qué delicioso!
Y en el juego los dos disfrutábamos...
Con sonidos de esos que apenas se perciben.
¡qué inusual manera de enloquecer!,
llegar al clímax sin que alguien más te toque mirando lo que más te gusta de la persona que tienes enfrente.
De súbito llegó a su final y me dejó ver todo lo que acontecía tras su orgasmo suculento, no me quedó más que mojarme los labios y soñar conque probaba aquella fuente de poder.
Ya no nos vestimos.
Sólo comentamos cosas dulces como si en la cama hubiésemos quedado abrazados el uno al otro.
Me despedí con un sencillo "buenas noches" y él me guiñó el ojo coqueteando nuevamente.
Al cortar el mundo virtual con mi realidad, deseaba que mi oso de peluche, inmutado en mi cabecera, fuera con las formas de él y me besara.
Bastó apagar la luz para dejar otro mundo más.

13 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Oigan! me dejaron pensando en lo del Red Bull....
No lo mezclo salvo con Vodka que en alguna fiesta un amigo me dió.
Pero me dió sueño.
Lo que le pasó a Saint, me pasa a mi una vez que dejo de estar activa... por el momento hoy lo suspendí. Mudanza del día 2. Ahi la llevo.

Yanett dijo...

Kleine tu escrito me recordo a una amiga que justo ayer me comentaba de las relaciones sexuales por internet! no cabe duda, que para todo se acomoda uno! jajaja.....
Saludos.

kerubin@ dijo...

El pensamiento, las letras y la tecnología a veces resultan una combinación peligrosa, pero deliciosa.

Uf! salió en verso sin esfuerzo.

Saludos Dra

alejandra dijo...

O_o Wow!!! Durmió sin frio doctora!!!

AndreaLP dijo...

Me imaginé toda la escena y me encantó, wow!! Voy a mandar a mi marido a conectarse en una compu, yo en la otra y a ver qué pasa.

Saludos, Dra.

¡Y no ande mezclando el Red Bull con alcohol! Daña el hígado y en algunas personas, el corazón.

fenix dijo...

Estimada doctora, en mi casa dejè un mensaje especial para usted, por favor visiteme

gracias !!!

Enigma dijo...

Caray, como es que los tiempos cambian pero siempre, hacen que el ser humano pueda irse adaptando... ahora es la tecnologia.

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

EyewitnessDC dijo...

Bueno es la primera vez que entro a tu blog y me llamo la atención el post erótico virtual fue algo que te sucedio?, saludos.

Ileana dijo...

ya tenía rato que las letras no subían el tono del blog como este relato. Excelente!

Un abrazo

The_Saint_Mty dijo...

De las cosas que la tecnología y francamente la calentura, hacen que uno viva...experiencias diferentes..ajá cien placenteras. Saludos!

Yola dijo...

wowwwwwwwww que linda forma de relatar ese encuentro virtual... me dejó pensando eh? espero que lo haya disfrutado, tanto como yo al leerla :)
Saluditos :)

EL ATEO dijo...

Voy al baño ahorita regreso...

Cuauhtlácatl dijo...

Intenso. Pero, a lo largo del tiempo la virtualidad demanda concresión.