17 octubre 2007

Futuro inesperado

Me valía gorro la vida, me valía madres respirar, comer o siquiera encontrar un lugar en donde vivir, en donde pasar la noche. Era cosa de sentir la intensidad del tiempo, de lo inesperado, de lo que jamás uno cuenta como plan a futuro.
...
Correr a la distancia de un bólido, dando vueltas en curvas casi a la misma velocidad.
...
Probar, oler, brincar desde un edificio alto.
...
Me valía todo cuanto se tratase de vivir…
...
Y entonces me enamoré.
...


PD. He aquí a petición de vos, POTAJE EXÓTICO
Mucho me gustaría confirmar su asistencia.

12 comentarios:

Gabriela dijo...

y entonces yo... me convertí en madre.

El Diablo dijo...

Eso precisamente es lo malo de enamorarse.

Un abrazo.

Real-X dijo...

ah el amor sirve para dos cosas... sí estoy enojado con mi amor en estos momentos así que me siento de la chingada, pero la propuesta del cartel se ve bastante bien, veremos que se puede hacer para asistir

___________________ dijo...

Muy contundente, y es que todo lo bueno eso es le amor...

AndreaLP dijo...

El amor es como una bofetada inesperada: te sienta y dejas hasta de pensar. :-)

Yanett dijo...

....así es el amor!!!

Mar dijo...

Puro imponderable, como la vida misma.
Bello, Kleine
(Y qué jodido :D )

FENIX dijo...

Yo tambièn era asì, todo em inportaba poco, hasta que, como Gaby, fuì bendecido con mi primer hija, creo que es sìntoma de madurez, ya tengo a quien hacerle falta !!!

abrazos Doctora.

fgiucich dijo...

Nunca se sabe cuando vendrá; pero, justo en el recodo menos esperado, se nos presenta de golpe. Como el poder y la gloria, así nomás. Abrazos.

george dijo...

Me gustaria asistir,
probar y ver el potaje con dra kleine,
conocer lo que te emociona,
alegrarme con tigo del nuevo amor,
meter mis pies sobre el suelo de Mexico,
ver tus amigos y conocer el ambiente en una fiesta mexicana...

un cordial abrazo

Juan de Lobos dijo...

AAAAAaaauuuuu
Yo aullo, Dra., simplemente aullo.

Mr. Magoo dijo...

El amor es asi, como una aventura extrema, no sabes a donde te va a llevar, solo quieres vivir la intensidad del momento, buscas esa adrenalina, es fascinante, y hasta embriagante, pero te avientas como luchador desde la tercera cuerda.

Saludos.