07 diciembre 2007

Redundancia

Y por estar en mi rollo, me olvidé de mí,
me olvidé de lo mío, me olvidé de lo que me pertenece.
Por andar en mí misma no tuve tiempo del Yo.
El cielo, las nubes, algún pajarito madrugador
me ha dicho que vuelva, que regrese, que esté aquí
y deje que me dé a mí mis cosas.
Así pues lo intento y dejo sacar mi Ego,
El Yo que tengo olvidado y que he de invocar.

8 comentarios:

george dijo...

Me alegro que te has dado cuenta que no se vive solo para el "rollo", que tu eres la más importante en tu mundo.
Yo no soy el pájaro que te habló, soy otro que (también) te quiere, que se alegra que no te olvides a ti mismo. No me recuerdo como es la frase, algo como: "Si tu no estás feliz no puedes regalar felicidad!"

un abrazo

Yanett dijo...

pues me alegro que estes de regreso! ya nos tenias muy olvidados!!! feliz fin de semana...

FENIX dijo...

Pues a recuperarse a si misma amiga, aùn hay tiempo.

saludos.

fgiucich dijo...

Es que el ego necesita de vez en cuando una caricias. Abrazos.

Ginger dijo...

Suele pasar, y mas en este mundo en el q nos toco existir...suerte con el autodescubrimiento...te mando besos y abrazos

Mr. Magoo dijo...

No es malo,al contrario, creo que el llamar a ese "yo", a ese"ego" es sano, nos mantiene en equilibrio, pero que te puedo decir dra. si tu eres nuestra analista de cabecera, con tu peculiar manera de escribir, y descubrir esos mensajes en los cuentos de la vida cotidiana, por crudos o sencillos que sean.

Saludos desde el frio norte.

alex vega dijo...

Qué bueno que regresaste...
ti quedo!!!

besos

Chica Yeye dijo...

el yo en exceso es malo, no es malo olvidarse de él pero tampoco dejar ke te domine, ahi es donde nos convertimos en una flojera andante.. jeje

salu2