26 agosto 2005

Revancha

rose

Su decisión era simple, bastaba un NO por respuesta para que él dejara de insistir, quizá una excusa inventada, un pendiente del trabajo, alguna visita inesperada, algo que la obligara a abandonar la propuesta.

Sus palabras merodeaban su mente, sus palabras le llegaban al vientre, en un abrir y cerrar de ojos, logró que cesaran las excusas, argumentó que era buena compañía, declaró que tenía mucho de no verla, y era verdad; ya habían pasado muchísimos meses en los que por casualidad o cruce de tiempos pudo ella esquivarlo, pero no en ésta ocasión, no de la manera en la que simplemente la abordó.

Fue un SI lo que arrancó el triunfante, un Sí que ya decía mucho para él y la cancelación de otras citas aventureras.

Era hora y era fecha, era que ella llegara sola a ese departamento. Tocar el timbre y notar que la puerta sólo estaba entreabierta, al paso de la voz masculina invitadora para pasar: Un primer paso y la música sonaba suave, otro paso al adentrarse y el lugar iluminaba a medias por las velas, estando totalmente adentro percibió un incienso suave que se expandía como ligero abrazo que la recibía sin soltarla.
suite
Tuvo un flash al recordar un tiempo pasado, sin conocer a nadie en la ciudad, él fue quien primero se presentó, le habló se sus negocios, de la importancia de viajar, el cómo se divorció y le vino el drama de la separación. Ella escuchaba y aprendía y quizá algun castillo romántico construía en pensar que fuera atractiva para él.
El la recibe amable, toma su abrigo y lo cuelga al perchero, le muestra apresurado que prepara la cena y mira que hay vino en la mesa de cristal. Ella lo mira todo, él la sienta y la invita a ponerse cómoda. Es un ir y venir en atenciones, platicarle y ser convincente mientras saca el salmón del horno.

Ahí sentada ella siente ése sillón, y mira como fue su primer encuentro con él, hombre de mundo, pidiéndole a ella que le ayudase a olvidar soledades. Y ella confió y ella se entregó y así con su cuerpo creyó retenerle navegando en fantasías cuando supo que muchas, muchas mujeres probaron ese cuerpo y esa misma historia gran cantidad de veces justo ahí, comenzando por ese sillón... Lo miraba entre las velas acomodar los cubiertos, sonreírle frecuente y poner plato para dos.

Habría que reconocerle el gusto por las mujeres, la visceralidad de su sexo y el exquisito trato de hacerlas sentir únicas para él. Todo eso lo tiene en mente ella ahora que la invita a pasar a cenar, primero el brindis, luego el platillo, un anzuelo lanzado por él y en seguida su mano posada en su sensual pierna. Un cambio de voz, un acercamiento, un aliento tentador que a ella le remonta cuando le sorprendió besando a alguien en la habitación contigua.

El postre, con un magnífico adorno de helado, adorna el final de la faena con cuerpos expectantes al beso tan esperado, una lengua con sabor a hielo y un abrazo excitante que comienza a fundir lo que antes era frío y desnuda piel...

Ella jadea...ella gime, en la imagen de excitación le viene a la mente cómo descubrió una, dos, siete, mil mentiras oscuras sintiéndose ilusa y perdida; cómo se abandonó a otros, por el amor inservible de quien le penetraba en ése instante...tenía en su frente esos actos funestos, una clínica, un doctor, un contagio y su diagnóstico de VIH... Ahora tiene un orgasmo...le vino el clímax... sus miradas chocan y ella sonríe diabólicamente...

EL yace cansado, vulnerable y perdido en sí. Ella lo mira, se viste, le mira perdido. El maldito tenía que pagarle con su vida lo que en su pasado destruyó. Bastó cerrar la puerta...unos pasos y una carcajada sin fin.
Craneo

17 comentarios:

Mary Carmen San Vicente dijo...

Mi estimada Dra., vengo a visitar tu espacio y me encuentro encantada de la vida con tan maravillosos relatos. Bien podría uno coleccionarlos..ir imprimiendo y tenerlos muy a la mano en la mesita de noche para cuando uno disfruta de la lectura si niños brincándole a una encima.

Me gusta, me gusta!, Así que voy por mi café para ir leyéndome de uno por uno que al fin es viernes.

Abrazotes !

El Enigma dijo...

¿Asi o mas malevolo?, digo, porque todavia se puede, pero si que hay venganzas que con ellas llevan la vida.

*Enigma se levanta elsombrero*

Buen fin de semana a todos, un beso Dra.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

stultorum dijo...

Cruel venganza, al estilo de las féminas.

P.S. Final inesperado, una constante en tus escrito, de verdad tienes talento.

Maldito Duende dijo...

NO PUEDO CREER LO MARAVILLOSAMENTE BIEN QUE ME LLEVASTE POR UN CAMINO Y ME MOSTRASTE UN FINAL INESPERADO. ME ENCANTO. UN BESO

aquel Eric dijo...

Por eso no re(tomo) ni re(cojo) asuntos con ex...
Uno nunca sabe de maldades.

Pero si querías que me diera temor, lo has logrado.

Chin@ Rockers dijo...

amiga qu etengas buen fin de semana ok.

cuidate!!!!

Silent Hades dijo...

Ya sabía, ya me dijerón... "Hijo cuidate de las mujeres que son mas peligrosos que los hombres"

http://losnadies.uni.cc

Chica Yeye dijo...

wowww, ke miedo, como dicen, la venganza es dulce, pero el chavo del ocho decia " la venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena"

jeje

saludos doctora, excelente relato.. uff digno para un viernes. :D

Kix dijo...

Ayy... qué fuerte!!

Gansofóbico dijo...

Ammm siempre he creído en la vieja escuela... No hay como un picahielos que quema cada vez q entra en el pecho del amante q descansa después del orgasmo... pero soy yo. Je'
Buena historia.

Ginger dijo...

La venganza es un plato que se sirve mejor frio, me encato tu historia, jajaja aunque un poco malevola pero bastante interesante...saludos :D

Lety dijo...

Muy interesante el relato, sobre todo el final, realmente el odio es capaz de lo impensable.

Feliz fin de semana, gracias por las visitas.

Saludos!!!

noemi dijo...

1. Me gustó mucho tu tenebrosa historia. Habrá que tener muchísimo cuidado en la vida, de con quien se mete uno.

2. Gracias por liberar los comentarios, abrí una vez una cuenta en blogger y olvidé la contraseña o no se que pasa que no puedo abrir otra porque ya dí mi página ni entrar con la que tenía.

Un placer estar de nuevo entre tus líneas.

A.Ocampo dijo...

que fuerte la historia. a mi me hubiera encantado tener una revancha asi. no en realidad no me hubiera encantado taanto... buen post =) besos!

Azoe dijo...

dulce....

Anónimo dijo...

MMMMTa pinche Klein... tú eres quien necesita un psicologo... tienes pedos....

Mario Aguilar dijo...

Sí..podría ser. A cuidarse, en todos los sentidos, saludos.