01 noviembre 2006

Queja

Mi queja constante en reproche a la humanidad ha sido la que he vivido de primera mano al relacionarme con la misma humanidad.Aùn no sè de donde vino la palabra humanidad, si de humano por sentir o de humano por ser simplemente alguien que, ademàs de plantas y animales somos otros màs en el globo terràqueo y que nos tocò en suerteesa palabra porque se le semejaba màs.No nos nombraron "pelota", ni "tierra", ni tampoco "auto" aunque èsta ùltima mucho tiene que ver con cada uno de nosotros.Si vino la palabra del sentimiento, del còmo se creo y se depositò en èl corazòn y mente màs debiera nacer entre sì por las ganas del respeto, del perdòn y de la tolerancia.Hoy debrayo un poco, pero es debraye de mi interior.Lo he dejado que postee a su gusto porque guarda mucho y mucho es el sentir.Siempre encuentro en el camino de mi vida a personas que tienen una infinidad de sentires en sus mentes y corazones, y he encontrado en ellos algo que yo he visto en mi: los reproches, los enojos, las cosas buenas y las cosas malas.Pero... ¿realmente estoy viendo en ellos màs cosas malas que las que yo pueda ver en mì misma?Debrayo otra vez... si, porque reprocho el que hasta en un pequeño grupo de personas siempre hay crìticas,siempre hay esa sensaciòn de esperar a ver quien se equivoca y resaltar sus errores y denotarlos como lo que uno no debe hacer.Me da miedo hablar de los que he visto "asesinar" con palabras a sus semejantes y es miedo porque me temo que yo pudiera tambièn "asesinar".Que a un empleado le dan vacaciones a otro no le agrada porque a èste le fueron negadas.Que a otro se le censura por manejar con velocidad tremenda y se compara con un salvajismo.Que otro rìe y molesta a todos en un momento de relax.Que uno olvida un recado y ahora pasa a ser torpe y no confiable por otros que ni siquiera resultan afectados.
No es cosa de darse golpes de pecho pero... ¿porquè el humano nunca està a gusto con lo que se vivea su alrededor?He visto còmo en el trabajo los humanos se relacionan y sin màs, a espaldas (como si èsto fuera obligaciòn)se habla mal de otros aunque de frente la cara sea diferente.Me ha tocado hoy presenciar còmo se le tira basura a un ser y luego a otro y luego a otro màs.Me ha tocado hoy notar la rabia con que un ser humano o muchos puedan volverse colectivamente "asesinos"Y lo peor... Me ha tocado ser testigo de ese crimen.
Dejarme envenenar es algo que no es fàcil que suceda en mì porque estoy consciente que esoes un mero ataque ¿o un desahogo de esa persona? pero... ¿què hacer? ¿còmo detener eso?¿còmo hacerle entender a un grupo de seres humanos que las inconformidades siempre estaràn presentes?.Que la tolerancia nunca acude a nosotros en èsto momentosque a veces èsas palabras que acuchillan a uno hacen denotar lo màs bajo de un ser humano,de quien las habla y hacia quien las dirige.
Duele darse cuenta que a pesar de los milenios que hemos vivido unos con otros aùn el respeto y la toleranciano llegan a estar dentro de nosotros como algo que por default debiera haber.Creo que no hemos aprendido a convivir con nosotros mismos. Preferimos a un perro o una mascotaporque tal vez jamàs se nos va a contrariar. -No sè-
Se criticò muy mal a muchos ausentes, se mirò con malos ojos a otros e incluso entre nosotroshubo momentos en los que el bombardeo era intenso.¿Lo peor?Las crìticas, las palabras, los cuchillos, fueron utilizados vanamente, sin propòsito alguno, sin conclusiòn ni mejorìa.Fuì conciente y no puede hacer nada màs que guardar silencio...y lleguè a una conclusiòn:Los seres humanos SI tenemos un depredador natural: Los seres humanos.
Salì con una infinita tristeza, de ver que uno no puede cambiar al mundo con palabras màgicas,vì que no era posible hacer entender a alguno de ellos que no tenìa caso envenenarse de palabras,y de pensamientos.Me sentì derrotada en no poder transmitir lo que en mi mente y corazòn pasaba.-Què impotencia!-
He vuelto a casa y he escrito esto con todo el dolor que mi interior me hace reflejar en palabras.He recordado una frase que Leloo - la protagonista del Quinto Elemento dice: ¡Para què defender alser humano si èl mismo se destruye! ...
Este es mi debraye de hoy, que, mucho me temo me durè unos cuàntos dìas màs.Por Diòs... ¿què poder hacer con nosotros mismos?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo conozco esas navajas y lenguas de odio que cubren siempre a las personas que no son parte de un grupo pues he sido tambien testigo en varias ocasiones y lo único que he aprendido es que debemos ignorarlos porque esas personas son infelices del alma y el tiempo se encarga de desaparecerlas de nuestras vidas por completo. A mi me duele verlo hasta en un saludo no correspondido o indiferente de buenos dias en el elevador. Creo que una de las claves es enseñar a los niños desde pequeñitos los buenos valores y dar el ejemplo para que se respeten a ellos mismos y a los demas.
No se me altere Doctora

Saludos / Adrian

alex vega dijo...

úchalas está cañón!!

está difícil extraerse de ese ambiente, de lo que miras alrededor, de lo que transmiten los demás, bueno o malo, de lo que tú recibes y reciben tus semejantes

es por demás triste, cuando quieres anteponer tu noble deseo de que nuestro trato (el "humano") fuera diferente, de verdad humano, fraternal, con un sentido de unión y no de destrucción, sin embargo nos entristece porque ese deseo no se puede cumplir del todo, tenemos una milenaria herencia de lucha de depredación, etc y esa es l que nos hace actuar así

no nos podemos llamar seres civilizados mientras sigamos haciendo caso inconsciente de nuestro instinto, y éso... creo que será muy difícil

saludos mi querida coma, y a dar nuestro granito de arena que aunque parezca que no, es totalmente necesario y contribuye a la perfección de este Universo

Te quiero mucho!!

Angeek dijo...

Eso es acoso moral. Hace mucho daño. No hay que permitir que ocurra.

Ileana dijo...

Tranquila Doctora, que es como si todo mundo estuviera dormido por la vida, y sin fijarse hiere y mata; casi nunca se da cuenta de lo que hace. Sólo pocos descubren eso que se llama Humanidad; alegrate que eres de las que sí lo nota, de quienes evita herir.

Un abrazo con una carga de tranquilidad.

RAYDIGON dijo...

Calma, calma...

La vida no termina hoy.

Besos Doc.