08 febrero 2007

La suerte se echó... a dormir

Había comenzado el día con positivismo, alegre y chicharachero, bromitas constantes a sus compañeros de trabajo. Era medio día y miraba el reloj con ansiedad. El trabajo tenía que estar terminado antes de su partida o se condenaría por dejar plantados a todos los compadres y amigos que compartirían semejante tertulia frente al televisor. La apuesta estaba hecha y era obvio que solamente los pesimistas o mal llamados malinchistas no le irían al equipo mexicano.
...
Teléfonos y recados, pendientes y correos electrónicos, la hora de la comida ni siquiera fue sentida dado que era necesario dejar en claro que apagaría el nextel a partir de las seis de la tarde. No faltaba la insistencia de un jefe comprometido, olvidado de la vida que hay allá afuera, lejos de los escritorios, insistiendo en que es mejor cumplir ante un cliente que dejar plantada a la familia en un cumpleaños. Poco le importaba a éste porque vivía una vida de infierno divorciado y con hijas metidas, cada una, en sus deberes de gente madura y grande.
...
Comentarios de pasillo animaban las apuestas, que si el director técnico era bueno, que el anterior mucho mejor, que ninguno lo ha sido... bulla entre todos apostando las piernas de los goleadores o quizá la acertada recepción del portero. Uno que otro ejecutivo dejaba asomar la playera verde tradicional bajo la blanca camisa de compromiso.
...
Finalmente la hora señalada se dió, y aquel seguía en la oficina señalando bajas y altas voces porque el día no parecía haber salido como fue el plan. Qué Diablos sabían el resto de los que quedaban ahí que mirar el televisor le daba fuerza...Temía por México si no estaba él presente.
Y en un descuido se escabulló para calmar las llamadas, mentadas y vociferaciones de todos los que le esperaban en la reunión. Muchos ya, avanzados en copas, mismas que se servían con entusiasmo a la llegada del que hubo llegado tarde.
...
El partido transcurrió... y siguió transcurriendo...y...
....
Hoy lo veo en la oficina, cabizbajo, crudo, desvelado... con las mismas y peores llamadas que ayer no aceptó recibir. No parece un buen día. Lástima, insistió, no llegó a la misma hora para las suertes de los jugadores. Pero jugaron bien dice él mientras tanto estaremos en espera de un nuevo partido, de las entrevistas y de todo el circo que ahora precede. Me seguiré informando del ambiente futbolístico con sólo verle su cara.

7 comentarios:

El Enigma dijo...

A mas de uno le pega Dra. pero ¿sabe que?, creo tambien que a mas de uno le duele de sobremanera por el rival con el que se perdio y porque el entrenador dio como un hecho la victoria.

Un beso

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

george dijo...

la proxima habra mas suerte, pero digo igualmente:

¡VIVA MEXICO!

un abrazo

Dra. Kleine dijo...

Y duele en verdad? o yo ya me la esperaba...

The_Saint_Mty dijo...

Cuando subestimas al rival..suceden ese tipo de cosas...Saludos Dra.

Anónimo dijo...

Conseguí a este email el otro día que tenía un manojo de los cuadros de las estrellas de cine famosas, los cantantes tienen gusto de Madonna y de Barbara Streisand -- pero básicamente, gente muy bien conocida. Anywho, cada individuo tenía dos cuadros en este email.

RAYDIGON dijo...

Si duele, pero hay alta dosis de orgullo, ¿no?

Besitos Doc.

Jose C. M. dijo...

¿Pero quién es el que está orgulloso de su equipo? Si solo uno es el que gana la copa! Todos los demas se sentiran defraudados. Lo importante es saber disfrutarlo mientras dure, y no caer en la pesadumbred de la derrota.

Un abraso.