13 febrero 2007

Trabajar o sufrir

La opción de hacer lo que tu quieras cuando eres adúlto es fácil... Se lo oí decir a uno de mis alumnos hace ya mucho tiempo y me dejó pensando. Si, en cierta forma es cierto, mirándolo romántico también puede ser venturoso y prometedor, pero cuando vas creciendo y dejas de ser un chico vas dándote cuenta de lo tenebroso que es poder cumplir éso que tu tanto más deseas.
...
Todo esto me vino a la mente cuando escuché por la radio la entrevista de un plomero (un señor que se dedica al arreglo de cañería, baños, lavabos, conexiones y todo lo relacionado a tubería interna del hogar), éste señor comentaba ya tener casi 29 años en el oficio y, que entre más oficios conociera mejor tenía la opción de trabajar en otras cosas, sin embago la plomería siempre le habría dado, a lo largo de sus años, mejores experiencias y cosas bien interesantes que conoció. Aprendió mucho -dijo- y con todo eso ahora sabe que puede dominar mucho más que eso.
...
Y me quedé platicando con mi neuronita... si en algún momento a alguno de nosotros nos dijeran que ya no habría más trabajo de lo que solemos hacer... ¿ de qué la podría hacer?... Se me vino un mar de pensamientos, porque de verdad la cuestión económica influye en la decisión. Sin embargo yo volvería a mis artes de docencia sin lugar a dudas y sería completamente audaz como alguna vez lo fuí. Pensando en el resto de los que se la viven lamentandose del trabajo me quedé pensando en hacer firmemente otra cosa, buscar un columpio...no es fácil.
...
Laura me lo comentaba la ocasión en la que renunció con todo el dolor del mundo a lo único que sabía hacer y que lo hacía magistralmente: Dirigir una casa de bolsa. Casarse fue la causa de su renuncia sin embargo tras algunos años fuera del entorno da miedo volver a involucrarte, darte una actualización de sopetón a muchas cosas es lo que a varios les cuesta tomar la decisión.
...
Sigo pensando en lo que me dijo mi alumnito y de verdad aún temo por los cambios drásticos... ser o no ser depende de uno y del bolsillo que tengamos dispuesto a sacrificar. Los años en los que se estudiaba lo que más apasionaba van terminando, vienen los que debemos ver como más fructíferos a nivel económico, suerte si te gusta... y si no?. Ahora de adulto hago lo que quiero más no con las personas adecuadas... saltemos como las ranas, tal vez, en una de esas también diga yo que cumplo casi 29 años de hacer algo que siempre me ha gustado... ¿ Caso difícil para los que tienen familia qué mantener? - o no?

2 comentarios:

El Enigma dijo...

Hay un mundo afuera, y es verdad, todo dependera de o aventurado o poco centrados que seamos, ya que con reponsabilidades, la cuestion no es saltar, ino pensar en el terrizaje.

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

MaJaDeRiA dijo...

Yo me he lanzado al vacio dos veces en la vida, y mas o menos he salido bien librada. Pero no se si lo volveria a hacer...te empieza a entrar cierto miedo y cierta gana de dejar todo como esta.

Es raro.