15 junio 2007

El juego de la botella

Y me tocó en ése instante la cola de la botella.
Ruidos y risas. Ya el alcohol hacía lo suyo.
Hubo un gran barullo… Ya habìan pasado casi todos y por supuesto que se sabian las intimidades de todos, menos de mi.
Karla ya se habìa besado con Luis y Pedro nos enseñò el piercing que colgaba de su verga…”sòlo la puntita”.
El ambiente subìa y se preguntaban quien y de dònde habìa yo conocido a Alicia, pero era cosa que no tenìa el menor interès en contarlo… hasta que me señalò la maldita botella para el castigo y a Alicia para la que dicta la sentencia.
Entre los chicos y las chicas de èsa noche, solo era yo la que podìa ofrecer un racimo de secretos que morìan por conocer y no fue algo que me intimidara… la fiesta se prestaba para ello.
- ¡Te toca Alicia!- gritaron por ahì
- La misma pregunta que le hiciste a Ale… anda…
- No… -ella se quedò pensando- èsta vez voy màs allà… dime… màs bien dile a todos … ¿còmo fue que nos conocimos?...
- ¿Estàs segura?- Le dije... reì y sorbì la cerveza de un sòlo golpe.
-
- Sì… lo estoy. Cuèntanos còmo me conociste
- De acuerdo, se lo dirè a todos ya que mueren por saber quien soy yo. Ahì les va: Ponganse còmodos… y un sinfín de risitas y chistes salieron de repente notàndose curiosos.
Bueno… comenzò con las tareas de la escuela, ya todos saben còmo nos dejan organizarnos por equipos y por grupos compartidos… ¿no?
A mì me tocaba en esa ocasión estudiar con el grupo de novatos y obvio, con Alicia. EL pinche trabajito era hacer un análisis de quien sabe què cosa y la ùnica que tenìa DVD disponible sin que sus papàs se la hicieran de tos era Alicia… Asì que Poncho y yo nos organizamos para llevar lo indispensable.
Yo no la conocìa a fondo, asì que la seriedad se puso del lado de los invitados… y tu bien amable nos preparaste hasta palomitas y refrescos dicièndonos que el análisis del texto iba para largo… Y pusiste la película. ¡Pero què película!, ¿eh?... una de esas en las que el tipo comienza su vida de manera desgraciada y le llegan ofertas muy babosas de mujeres corpulentas. Pronto comenzamos a debatir, a poner pausa y seguimiento a lo que ibamos viendo… y cuando llegaron las escenas sexosas nos vino el cambio…Poncho se disculpò argumentando que ya se terminaba la hora de su permiso y prometiò que el darìa el inicio como buen ejemplo de la tarea… que nosotras terminàramos el resto…
Asì que con ella sentada a mis pies le dàbamos seguimiento al flirteo del guiòn, no hacìa màs que frotarme de manera delicada, casi imperceptible mis rodillas… yo no me asustè…tal vez por eso siguió. Pero ibamos casi persiguiendo el compàs de quejidos y sonidos que emitìa la película… me resultaba excitante ver hasta donde ella soportarìa provocarme, porque se notaba no muy decidida… sutilmente la invitè al sillòn, a que estuviera còmoda y se recargara en mis piernas… Y lo hizo… y preferì poner mi mano sobre su cintura, tan bien delineada, tan asombrosamente descubierta por mì entre todos esos trapos de moda que vestìa. Con suaves caricias subìa hasta su cuello y me deslizaba hasta la pierna y Alicia cerraba los ojos mordièndose los labios, sabìa que lo estaba disfrutando… como yo.
Finalmente sus manos comenzaron a tocar, queriendo participar en el manjar… resbalaron por mis pantorrillas y subieron hacia mi falda que no se inmutò por abrirle las piernas receptivamente.
Gimiò en sus besos y yo sucumbì ante su tacto, dejarme tocar por sus suaves dedos hacìa que le pidiera que llegara hacia mis labios y mi clítoris… lo buscaba con ansiedad, lo deseaba como si tuviera sed, le angustiaba no poder perderse en la inmensidad de mis caderas… Y simplemente dejè que me besara, que jugueteara con sus dedos… que subiera mi falda hasta donde ella quisiera. Decìa que el abecedario se lo sabìa a la perfección y simplemente me iniciè en el Kinder de su lengua.
Me hacìa gemir en extremo retorcièndome de puro gusto y placer…
-¿Asì la conociste Alicia?, interrumpiò uno de sus amigos…
- Si, asì comencè a conocerla, y explorarla y mandar con mis besos a sus labios vaginales que se abrìan con delicia al placer… ¿te acuerdas?
- ¿y tuviste un orgasmo? Me preguntò una chica que con los ojos miraba con sorpresa…
- Sì, uno de los mejores que he tenido en mi vida… uno que me hizo estallar en gritos pidiendole que me abrazara, que me frotara y que me hiciera acercarla a mi…Fue indescriptible la sensación de paz tras mi sumisión… Fue delicioso.
-Silencio y miradas-
-Bueno… ¿a quien le toca girar la botella ahora? –comentè- que el castigo ahora lo pongo yo.

7 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Que tengan buen viernes!
Una disculpa, los renglones nuevamente se rebelan!

The_Saint_Mty dijo...

Buena manera de empezar el viernes...¡Que buen relato!...Saludos y que tengas un lindo fin de semana...

Enigma dijo...

Jajajajajaja hay gente que por curiosidad sin querer se entera de cuestiones que... bueno, los ponen rojos.

Un beso Dra excelente fin de semana

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Yanett dijo...

Buen relato para terminar la semana!!!

Ileana dijo...

Dra, estupendo relato!!

Ya tenía rato que no aparecían este tipo de cuentos por acá, así que me encantó.

Un beso

santo dijo...

pues esta bueno el post es un relato bien estructurado
y pues que tengas un buen fin de semana doctora y por aqui nos vemos en el inicio de semana
abrazos

Anónimo dijo...

bonito relato. ste fin de semana lo jugue y casi me paso lo mismo
pero bueno me gusto pienso repetir