22 noviembre 2007

Colibríes

Tengo un colibrí, bueno, no me pertenece, ni lo tengo encerrado, él mas bien anda revoloteando por el patio, haciendo ruiditos extraños y tomando mielecilla. Como siempre está en el patio es por eso que lo siento como mío, como un pequeño vecino, como un visitante conocido.
...
El pequeño colibrí es coqueto, porque invita a beber a muchas avecillas, parecidas a él, las flirtea, les silba, habla bonito alrededor de su vuelo.
...
Puedo ver cómo platican con tan sólo detenerme en mi ventana, oculta en las cortinas, disimulando movimiento percibo que la quiere, la rodea, le habla bonito.
...
La colibrí hembra se siente importante, le sigue en la mirada, coquetea, es el centro de la mirada. Toma su importancia para beber de la miel que muere por probar… mas la prudencia de un sabio hace que se tome sus tiempos.
...
Poco a poco cede por fin.
...
La colibrí bebe y escucha el canto alrededor suyo, con zumbidos, con idas y venidas y finalmente accede a ser cortejada hasta que el machito sacíe su sed.
...
Vuelan y desaparecen en el cielo.
...
Yo soy testigo de ello.
...
El patio está en silencio y vuelvo a mis asuntos.
...
En poco tiempo miro en el mismo territorio una curiosa, alguien que no sabe que ahí anda un don Juan. Se acerca al bebedero y sé que el precio que habrá de pagar lo dará con gusto, con amor.
...
Enlisto a las cautivas, persigo con la mirada al varoncillo.
...
Tengo un colibrí, él me pertenece a mí y sus doncellas le pertenecen a él.
...
Vaya cadenita, ¿No?.

4 comentarios:

Trisha dijo...

que padre, rara pero muy rara vez pasean por mi patio (hablo de verlas una vez cada varios años) y me gusta mucho parar lo que estoy haciendo para observar... por su vuelo hasta pareciera que son mas libres que las demas aves...

Yanett dijo...

Los pájaros empiezan a ser sin duda de mis animalitos favoritos, me encantan! pero libres, así como este que se siente en casa cuando te visita.

george dijo...

Vaya cuento de amóres:
del coplibri,
tu le amas,
el las ama,
ellas le aman,
el muy contento,
ellas contentas,
tu la cuidadora y observadora contenta,
el tiene to lo que quiere,
¿esto es el paraiso?
(jaja, me veo en el rol del colibri)
un besito dra

Dra. Kleine dijo...

jeje George... me hiciste sonreír