05 noviembre 2007

Memoria

¡Qué tienen las distancias que hacen de la melancolía un momento de añoranza?
...
Te he pensado, te he extrañado, y el tiempo hace que te imagine en mi mente.
...
Mas miedo me da que de tanto pensarte, de tanto desearte, se me quite tu voz, se me escapen tus ojos, olvide tu sonrisa e intente en vano recordar tu piel.
...
Me da miedo que el tiempo haga presa mi memoria de ti, y me exprima el sentir fingiendo que nunca pasó.
...
Hoy extraño tu ser como cuando te conocí, como cuando deseaba revivir esos cinco minutos al conocerte.
...
Hoy añoro sentir esa risa acariciando el ambiente, invitándome a sentir bien para reír también contigo.
...
Obligo a mis sentidos a que te invoquen como holograma, para que no se me borre nada de ti… y temo que surja una laguna perdida de un detalle tuyo.
...
Miedo al tiempo, miedo a mi mente, miedo a que el sentir me traicione por no verte dentro de mí.
...
La distancia es cómplice y perdona recuerdos terribles, se vuelve amiga y compañera de cosas que quieres de pronto olvidar.
...
Pero es voluble con el recuerdo de algo que deseo conservar…
...
Y no quiero soltar…
...
Y no quiero olvidar…
...
Y no quiero dejarte de pensar…
...
Para que la distancia no sea cruel conmigo, para que el tiempo pase pronto.
...
Ven a mí, que tu recuerdo poco a poco se va esfumando de aquí.

7 comentarios:

george dijo...

Querida Dra,
que bien saben expresarte,
me has recordado mis sentimientos de amor vividos,
casi me has hecho llorar.
la memoria que recuerda, pero no guarda lo que tu quieres,
solo unos detalles, unos colores, unas formas, risas,
la intensidad de amor que sentia para esta chica,
el deseo de quedarse con todas y no tener que despadirse de nadie,
el deseo de volver a encontrarte con ellas para ver si estan contentas,
y... de ver por fin en natura todas que te han dado su pequeño amor por el internet.

un besito

Yanett dijo...

Ahhhh Kleine, por un momento me adueñe de tus letras, las tome prestadas un ratito mientras pensaba en alguien que esta lejos de mi pero tan cerca de mi corazón!
Ten un excelente inicio de semana.

FENIX dijo...

Me has ayudado a recordar tiempos pasados, llenos de nostalgia y dolor, viejas cicatrices que, aun que ya no duelen, siempre estaràn ahi, para recordar amores que no fueron, amores perdidos...

saludos cordiales.

fgiucich dijo...

La memoria va guardando, cuidadosamente, cada paso que damos y el recuerdo de nuestros amores nos acompañarán para siempre. Abrazos.

Exenio dijo...

Que no sea como en la canción Doc, es decir, que la distancia no sea el olvido.

Un beso fraternal...

lizzy dijo...

xq recordar es volver a vivir

Coni dijo...

memorias:
Manu se sorprende,tras el tsunami ninguno ha muerto.
Existen regiones de gran sequedad en las que viven manadas de elefantes.Al cabo de decena de estos, recuerdan la ubicación exacta de cientos de pozos naturales de agua enterrados bajo el suelo.La memoria de los elefantes está en sus pies,pueden escuchar los pasos de sus congéneres por las vibraciones que ocasionan sus pasos sobre la tierra.

La hembra vieja no puede contra la sed, entonces se recuesta y espera. Tras la muerte, la manada parte del lugar. Los cazadores de marfil acechan.Cuando la memoria les exige el duelo,regresan,directamente a los huesos de dicha hembra;los tocan,los palpan, se detienen por un rato frente a ellos.

Aun sujetando censores a su patas, los científicos no se explican porque ninguno ha pisado una mina antipersonal, detenidos levantan la pata justo sobre ellas
acusándolas. En tres años no ha volado ningún elefante.
En el circo tambien se plantea una incertidumbre;cómo un elefante atado a una pequeña estaca en el suelo desde su mas tierna infancia, ahora gigante y poderosísimo, atado a la misma estaca no intenta escapar.

Es que el cree que no puede o teme al golpe que recibirá si lo hace. Mantiene el registro de su impotencia bien guardado y se queda quietito, es que la memoria de la tiranía habita en el cuerpo.
wwwpetazeta.blogspot.com