27 septiembre 2006

Tiempo

Aún cuando el atardecer parecía ir pasando en horas lentas, todo lo demás se veía agitado, apurado, a las prisas.
Nadie se quedaba mirando a nadie. Pasando como gente pero caminando desapercibidos que todos en ése instante parecían.
Nadie volteaba, cada quien cabizbajo o platicando de temas que solamente los que lo decían entendían.
-
Sólo aquella pareja recargada en la esquina de la pared de la vieja casona estaba absorta, mirando el sol cómo bajaba, cómo terminaba la labor, cómo se despedía de plantas, animales y vida para seguir en el siguiente continente.
Sólo ellos miraban el ligero viento que andaba entre las calles, notado por las ramas más sutiles que se movían en un contínuo adiós.
Estaban de manos, teniendo sentimientos mutuos, teniendo sensaciones gratas. Besos que se daban en un sencillo trueque que demostraba cuánto se daban a querer.
Aún cuando sus vidas pocas veces se encontraran, aún cuando todo parecía que ellos dos eran imposibles de conocerse y vaya, siquiera de establecer un saludo.
-
Lejanos uno del otro, sólo por un encuentro casual, se dieron mutuamente, cayendo en el abismo del amor ciego y desesperante que, cuando se ve, no dan ganas de separar. Sólo se miraban. Tantos meses, tantos días, tantas horas sin tenerse y en ése instante sólo el atardecer les absorbía el tiempo. Cruzados entre ellos, sintiendo sus cabezas cercanas una de la otra.
Al estar el sol ya ausente sería una despedida más.
Un hasta luego.
Y los amantes se separarían y sin fecha fija no se sabría cuando volverían de nuevo a verse.
-
Un beso, una angustia, un abrazo bien fuerte y hora de partir.
-
Los amantes se dedicaban tiempo, el poco que hubiera, tan sólo a tenerse.
-
Así, al momento de verse nuevamente lloverían besos y emociones frescas para no aburrir al amor, a un abrazo o a su encuentro mismo.

5 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

buen día!
Mil y una disculpa!, el formato del blog tiene berrinche y ya no es posible escribir de manera correcta. Todo se va a renglón seguido!
Espero y se arregle para que no se vea amontonado todo esto.

Kix dijo...

Y además está de un leennnnnnto....

Liz dijo...

hayyyy *suspiros* esos encuentros, esos adioses, tienen su magia!!!

Saluditos

El Enigma dijo...

... Ya decia Yo que su estilo no era el que habia cambiado abruptamente, sobre el post, son esos momentos lo que muchas veces ciegan la razon y dejan a los corazones hablando, nada mas.

Un beso Dra.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

RAYDIGON dijo...

Que lata Doc.

El blog, el teclado, todo encontra, pero tu inspiracion es de primera.

Beso