08 diciembre 2006

¡Relax!

¡Hoy es día de relax!
Bueno... casi llegando al relax... para ello deberemos de hacer pasar unas horitas y luego: Yaaaaaaaabadaba dooooooooooo! jé.
¿Saben? Hoy he hecho mi rutina diaria de caminar hasta la ofi, variando de vez en cuando la ruta para que no siempre sea algo cansado o simplemente para descubrir cosas que no había visto anteriormente. Dentro de esas caminatas siempre encuentro pocos arbolitos, la ciudad debería de tener un poco más. Algunos son abundantes pero sus hojas lucen tristes y ahora, con el frío dejan una alfombra de sepias que son dignas de una película vista horizontalmente.
Estos árboles citadinos lucen un poco tristes. <<<<<<<<<<<< Hay uno en especial, que cada vez que paso por ahí lo saludo. ¡sí! toy loquita. <<<<<<<<<<<<< Es un árbol simpático. Me cae bien porque tiene un tallo que parece piel de elefantito, aunque es alto y frondoso, no muestra sus hojas tan verdes como la de los bosques, pero siempre cuelgan de una forma peculiar. <<<<<<<<<<< Está frente a una casa de Polanco donde tiene una guardia impresionante de vigilantes y cosas así, pero se encuentra en la parte lateral de la esquina y queda semi-olvidado de la entrada. Es paso obligado para la calle que cruzo. <<<<<<<<<< Las veces que lo veo lo toco o simplemente le digo unas palabras. <<<<<<< Hoy venía tan metida en mis pensamientos que simplemente -hecha bolita por el frío- cruzaba la calle de ahí. Pasaban autos frecuentemente y me detuve a un costado de El. <<<<<<<< ¿Será que me reprochó el no haberlo saludado? -¡NO había viento! lo juro, lo juro!
Me tiró tres ojitas secas en la cabeza, una me quedó colgando y me asustó, creí que era una araña. Cuando miré hacia arriba caí en la cuenta que no lo tomé en cuenta. ¡Oh!, me disculpé y prometí ser más gentil aunque viniera metida en las cosas de libros y búsquedas de uno mismo.
¿Ustedes le hablan a algún ser? <<<<<<<<< Como nota aparte... guardo un poco de Luto. Murió Aramís, uno de mis pecesitos moros. ¡Tengo la culpa! ayer eché un poco de agua fría y temo que le dió acuapulmonía.
Athos y Porthos no se sentirán igual. <<<<<<<<<<< El pequeño ahora navega dentro de su cadáver hacia las aguas de la cañería... Me pregunto ¿A dónde irá a parar? <<<<<<<<<
Siento Feo! <<<<<<<<<<< En fin, pasó al cielo de los pecesillos contentitos y alegres. QEPD.

6 comentarios:

HugoLara dijo...

No solo a ti se te estan muriendo los peces..en casa de mis padres ya solo queda uno, creo que le llevaré algunos amigos para que no este solito en estas fechas.

Un árbol feliz..jeje..eso me recordo a Bob Ross "pinten..oh si..un paisaje feliz = )"

Saludones!

Yanett dijo...

No eh! no se me ha ocurrido tener un amiguito asi como el tuyo, pero yo soy de las que se puede parar a admirar las nubes o una flor o un paisaje muyyy seguido sin olvidar agradecer a Dios por esos detalles que llenan mi vida de tranquilidad... (ahhh medio cursi?, lo siento pero es verdad)Saludos

Angelo dijo...

Hoy es un buen día. Caminar y tener la oportunidad de asombrarse hasta de los leves cambios en la naturaleza que malamente la han tachado de inanimada es una virtud no muy común, y, acompañada de mucha paz, inmensamente disfrutable. Bien por el relax. Pero que no la distraigan de su andar.
En cuanto al finado de Aramis, pienso, por lo que creo que en su enclaustrada vida hecha en su propia pescera y buenos pero irreales mundos que vivió, una existencia nueva y mayor desarrollará. Seguramente quizás también en una nueva mora entre más pescesitos moros renacerá. De ahí, si luto hubiese que guardarle, gran Doctorcita, que sea breve y suave. Que el resto del planeta no tenga que esperarla demasiado tiempo.

Y, ¿cómo no estar con Ud. Dra.?

Qué pronto le renazca la musicalidad. Y para cerrar el círculo un, hasta donde más se acepte, del todo inocente abrazo y mejores deseos, que pienso también serían compartidos por nuestro pequeño fenecido Aramis.

Anónimo dijo...

Ufff.

Que descripción tan poética. Para acompañarla encontré algo de Bocage que ... adaptándolo puede que a Aramis le hubiese gustado:

"Si a la voz del corazón ninguna flor surge.
De sus perfecciones encantadas
A tales predicadores que esto te reza, me opongo yo.
¡Ah! Desconcertada tu - feliz yo, yo sumo mis ruegos.
El cariño es un deber, además de un placer,
Una necesidad, no un delito,
Que el dolor erosiona el alma.
El cielo no existe, no hay un infierno,
El premio de la virtud es la virtud,
El del encierro es el propio encierro."

Muchos mejores días pequeña.

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

ps yo platico con Petunia, que es la araña que vive desde hace unas semanas en mi regadera, cada que me meto a bañar platicamos.

palabraserrantes dijo...

Amo los árboles! Pero en verdad me hacés pensar que no, no hablo con ninguno. Sólo admiro en silencio uno que (creo que ya lo sabe), espero todo el otoño y todo el invierno a que florezca cada primavera y se llene de su follaje verde porque me da vida frente al ventanal. Ahora mismo lo estoy admirando. Tenemos un amor cada verano ;-)
Sí hablo con mis plantas, especialmente con la que está en mi mesa de la compu.

Y con mis gatos ni qué decir!

Voy a dejar de contar intimidades.

Siento lo de Aramís! No juegues con el agua de ese modo!!!!

Buen finde Dra.
Besitos.com!