19 julio 2007

Amor para sì

Marina fingìa sus orgasmos bastante bien, tanto que todos los que la poseìan se daban al traste de catalogarse como los mejores cogedores de mujeres.
Pero fantaseaban hasta con ellos mismos. Todo giraba alrededor de ella.
Los miraba, les coqueteaba, al que le tocaba en turno era vìctima de su constante flirteo y asedio sentimental.
Marina era traviesa, jugaba, las manos le brincaban al tacto con la piel de ellos.
A veces por el cabello, a veces entre las piernas, pero siempre tendìa a hacer de la relaciòn un reto intenso de fuga sexual.
Los provocaba de manera intensionada para despuès, fingir su inocencia dejàndolos ahì, parados y excitados con el clàsico dolor de no poder terminar dentro de ella.
Tocar sus pechos era un arte, màs bien llegar a ellos...
Siempre de colegiala, siempre de preguntona.
Llegò a tener a alguno que otro mayor que ella, se preguntaba si con ellos funcionaba el mismo jueguito... Sabìa que podrìa pero en algunos momentos tendrìa que ceder.
Y bailaba de esa forma en que se mueve la cintura de manera sinuosa.
Y se acercaba, lenta, como gatita tierna a punto de dejarse acariciar
Y sonreìa al lograr lo que poco a poco ella querìa: Mirarles cara excitada, con ojos sin vista, con brazos abiertos y bragueta abierta.
Se divertìa tanto que era ya costumbre.
Lo hacìa tan natural como ella misma, en la calle, en el cine o en la misma casa de sus amigos.
Parecìa que no le temìa a nada que fuese a pasarle a ella, o a su cuerpo o a su sexo.
Nadie sabìa de dònde lo habìa aprendido, pero lo hacìa muy bien.
No veìa tele, ni revistas, ni jugaba con chicas traviesas... Sòlo le interesaba enormemente el jugueteo del cuerpo, de deslizar su cuerpo y frotar sus pechos contra los de aquel que la mirara embobado sin saber què hacer.
Se sabìa linda. -Lo era-
Su cuerpo delgado con las formas de una mujer le daban mucho aspecto de juventud, aunque desnuda no se notaba ninguna niña dentro de ella.
Su cintura era el arte que sostenìa las manos de quien la cabalgara, de quien pudiera tenerla excitada durante los momentos de gloria.
Se envidiaba su cuello y el ansia que a muchos les daba por rozarlo con sus labios.
Marina lo sabìa... poseìa un tesoro que podria explotar en el tiempo que se fijara...
La belleza es buena y condescendiente mientras la tengas... se pensaba para sì.
Y logrò mucho por cierto.
Hoy es una señora sin hijos. Camino a la madurez. Centrada pero aùn amante de la excitaciòn, del momento, de lo que pone a uno a latir el corazòn a mil. Marina es bella aùn y lo sabe.
Con todo lo que ha ganado en la vida, vive bien , vive fàcil, vive còmoda, y sonrìe a la que siempre le ha dado dinero y placer: La suerte.
Hoy, simplemente se recostarà en su còmoda cama, llenarà de revistas lo que le sobra, y leerà el mundo que no anhela tener. Porque tal vez ya lo probò.
Oliendo a Chanel se pondrà una pijama de seda y dormirà.
Pensarà en si. Con las manos entre sus piernas, deseàndose bella y rica. Se rozarà los pezones y como lo saben disfrutar otros con ella, ahora se desearà para sì.
Un gusto asì podrìa durar toda la noche.
-Que aproveche, pues la horas.-

14 comentarios:

santo dijo...

wowowowowww vaya que marina es una diosa del sexo y como dices quien pudiera hacerla sentir mujer seria aquel que pudiera tenerla a su merced no cualquiera puede hacerla sentir mujer como al hombre no cualquier mujer puede hacerlo sentir hombre
saludos dr. buen post :)

The_Saint_Mty dijo...

Ella más que nadie, se conoce a sí misma...Saludos, Dra.

Exenio dijo...

Doc:

La historia me recuerda un poco aquella letra de la canción que hiciera famosa Billy Idol: "Dancing with myself".

El tema da para un montón de posts; en efecto, si bien la busqueda de la chica no me parece que sea "interminable", terminable podría ser al momento de saberse sola, amén de que, tal vez, ella sabía que sólo por si misma podía llegar al extasis, claro, una vez habiendo tenido todas aquellas experiencias de juventud.

En fin que, en todo caso, nunca es tarde para apreder trucos nuevos... ¿no crees?

Kix dijo...

Así deberíamos de ser todas las mujeres: poder disfrutar nuestra sexualidad al máximo. Fuera paradigmas!

AndreaLP dijo...

Marina me dió cierta envidia. Se deshizo de todo lo que a la gran mayoría de las mujeres nos estorba respecto al sexo.

Buen finde, Dra.

snowdly dijo...

El poder del sexo. Creo que si hay aspectos que mueven al mundo el sexo debe ser uno de ellos.
Somos capaces de cosas impensables... sobre todo los hombres.

Un tema que da para mas blogs.

Salu2

Mentacalida dijo...

Eyy Doctora,que tiempo sin venir!
Si de juegos esta hecha la vida Marina usaba uno de los mas intensos y provocativos,tanto para otros como para si:la Seducción,excelente elección!
Es nueno leerte otra vez.
Un abrazo reencontradoooo!

Menta

FENIX dijo...

Por lo menos ahora mMarina es feliz a su manera, hasta me dieron ganas de conocerla...

un saludo de Sabado Doctora.

yole dijo...

Las horas aprovechadas son si todas son de besos...no hay tiempo que perder.
Besos.

Mar dijo...

Marina es una diosaaaaaaaaaaaa!!! jajaajaja!
Y el relato tejido con tu usual exquisitez la elevan aún más.

Aunque no me da por fingir que no!

:D

Besos, Kleine.
Buena semana!

Revista Para Mí dijo...

Hola, buen día.

Te invitamos a conocer el nuevo blog de literatura que hicimos: http://www.narcisoygoldmundo.blogspot.com/

Un saludo y muchas gracias por el espacio,
Para Mí

Abejilla dijo...

DRA, digo Maestra, Marina que buenisímo cuento. Como es que sacas los secretos de la caja?

Saludos

XXA

FENIX dijo...

Saludos doctora, espero con agrado su retorno, queremos pooooost.

Lou dijo...

Autotocarse es genial.
Saludos.