16 julio 2007

Tratados repentinos sobre el amor

Llueve frente a mi ventana y yo toda seca...
¡es una burla frente al que pasa y me mira empapado!
Y una mirada fugaz me ha dado una idea loquilla de pensar en lo siguiente:
Siempre ha existido la polémica situación de desglosar si el amor está¡ integrado a la pasión, de que el amor es uno y la pasión es otro, de que cuando hay pasión surge el amor, o viceversa, que el amor se gasta mucho más que la pasión porque en ella sólo es cuestión de poco "feeling"...
de que uno arriesgue a mojarse y otro quede seco, caminando como en el museo y sólo mirando sin poder tocar...
En fin, podríamos llevarnos planas, libros, tomos y mucha cosa más del tema más infinito que tenemos por los siglos de los siglos presente tanto en nosotros como en las artes, la vida, naturaleza, urbanidad: el amor.
Ouuu lala Lá L´amour... y vemos corazoncitos rosas y rojos -plim,plim-
Y lo relacionamos con flores, ¿una rosa quizá? con paisajes, ¿nubes de algodón?,con seres con cara tierna en parejas encontradas nariz a nariz ¿pingüinos, osos, colibríes?
¿Cuál es la verdadera fragancia del amor? ´
pregunta Silvina Espinosa de los Monteros en su columna Ciudad de Tinta, sabe que es uno de los principales combustibles de la existencia, quizá el más difí­cil de emplear como respuesta frente a la mezquindad, la violencia y los actos salvajes al igual que la visceralidad del género humano. Me ha dado una idea más de ver El amor como contraveneno, ese que se siente cuando ya hay desamor, despecho, desdicha, causada por otro más que mintió en el amor...
ayuda y sana cuando se está enfermo de eso que no se sabe en qué parte del cuerpo está pero que se siente peor que si nos aventáramos de la torre de una iglesia (digo, siquiera romanticismo en el momento de morir ¡a que sonaran las campanas!)
El amor como eternidad, la más breve, esa que pasa frente a ti, te mira y ¡zas!
Quedas prendada o impresionado de la fuerza con que por los ojos entra ese polvito dorado, suspiras y tal vez se convierte en poesí­a o una breve exclamación: "Me enamoré, así, de súbito..."
Y lo plasmas y queda lapidado hasta que la memoria te lo recuerde en el viejo sótano de cosas guardadas.
El amor como laberinto, ese que nos toma por títeres cuando le buscamos insaciablemente bajo cajones, colchones, parques, ventanas y caminos, nos convertimos en sus perseguidores y calladito se arrincona. No quiere que lo encuentres porque se termina el juego y tu ganas, mejor se esconde tras de aquel que lo toma indiferente y cruelmente lo desdeñó...
¡ay ironí­a! ¿A poco no?.
El amor como terremoto, como caos, como terrible cosa que irrumpe de pronto con escándalo y ruido bajo la fuerza natural quedando los sobrevivientes en calidad de damnificados...
¡Dioses! El amor en forma de velo, -sin danza ni caderas- que se torna misterioso como un lápiz de carbón, al simple soplido una mañana cualquiera ¡fuu!
Escapa y vuela y no se le vé más.
No se le vé más como ésta lluvia que no se evapora y que deja fríos los cuerpos...
El amor en cualquiera de sus modalidades -que sólo dije poquitas porque mi neuronita se humedece- es una experiencia que muchos temen porque de ella no salen indemne pero que sí­, será necesario beber o nuestra vida por éste momento serí­a un aborto de sentimientos...
según yo.
¿Según tú?

12 comentarios:

Miss Neumann dijo...

la pasión y el amor son cosas distintas... que se complementan, SEGURO SI, pero solas funcionan a la perfección! aunque para mi el amor no existiria sin la pasion... la pasion SI existe sin el amor!

santo dijo...

vaya palabras tan complejas ehhh y en la forma en que las decribe mi compañera neumann es bastante claro.La pasion es momentanea y el amor es algo que se va fraguando al paso del tiempo que combinado con dosis de pasion se logra mas rapido.
Saludos y buen inicio de semana

Alex Pachón dijo...

ya lei lo que tenía pendiente.....besos

Yanett dijo...

Pues a mi la receta amor con pasión me gusta....

FÈNIX dijo...

En mi humilde opiniòn, deben complementarse para llevar una vida mas plena.

un saludo y buen inicio de semana Doctora.

Anónimo dijo...

HOLA

LUIS
REALMENTE EL AMOR SE NUTRE DE ES LLUVIA ONO UNO LE TIENE QUE DAR EL ENFOQUE

Egosum dijo...

Mi querida amiga, volvemos a encontrarnos (siempre te tengo presente).
Alguien dijo que en amor no hay espacio ni tiempo, sólo eternidad e infinito. Puede ser.
Slds.

Horus dijo...

"El amor como contraveneno" y "el amor como eternidad"... me quedo con eso!

Gracias a "mariposa de humo" que me trajo a tu blog,,,

george dijo...

El amor,
¿corporal o mental?
-Nos coge y domina nuestros instintos, nos hace ciego, nos empuja hacia el objeto, tenemos que procrear, así funciona el mundo, la naturaleza nos domina...

-la mente tiene matices muy finos, amores suaves, en la lejanía del pensamiento y geograficamente, amores pasados que nos influyen, amor paralelo al actual (oficial), amor sin esperanza en el futuro, un amor dentro de ti que no puedes erradicar, un amor caído del cielo y no sabes como reaccionar...

-todo mezclado, con el corazón abierto y dolorido, el amor seguirá su curso y poco podremos hacer para escaparnos...
¡gracias a Diós! jaja

Kix dijo...

Pos yo en ocasiones llego a la conclusión de que el amor no es más que un cuento de Zhenli Ye Gon, pero cuando regreso a la normalidad y de pronto mi corazoncito empieza a latir, lo pongo en duda. La pasión, esa sí que existe...

minotauro dijo...

el amor es un impredecible neurotransmisor..

Angeek dijo...

Que al final es lo único que queda...si queda.