02 julio 2007

Olvido

En una tarde de domingo, la gran ciudad parecía descansar de la locura del viernes y del sábado, con calles sucias, tiendas cerradas, ebrios durmiendo en el pavimento. Yo andaba en entre escombros. Mirando las bardas al caminar, pienso en lo que pensaron aquellos que dejaron las paredes llenas de grafitis.

Esto es la gran ciudad, con olores a orin y a alcantarilla, con callejones grises y silenciosos.

Miro a una señora.

Lenta va por la banqueta.

Camina con bolsa de mano, con monedero a su costado, lo agarra bien, teme se lo quiten.

Va por pan donde hay gente desmañanada.

Lo escoge, lo mira, desearía comprar más en el antojo de saborearlo en el almuerzo.

Pero piensa que no es justo, porque el pan se lo quita de la boca para dárselo a su hijo.

El único que tuvo con un gran amor de adolescente.

Un amor que casi le vuelve loca por quererlo conservar a fuerza.

Un chantaje de embarazo, un aviso temprano que él le daría de abandonarla en busca de otros horizontes...

Y ella quedaba desconsolada, sin querer saber lo que estaba creciendo en su vientre.

Deseaba morir y con ella todo lo que existiera.

Pastillas, ácidos y venenos que simplemente afectarían su cuerpo y los ojos de su hijo.

Hoy lo cuida.

Hoy vive con remordimiento.

Hoy se debe a su hijo.

Será su lazarillo por el tiempo que ella le viva y mientras aprende a vivir en penumbras.

Y ella recordará a su amor.

Y ella lo olvidará con el tiempo.

Un amor que deja desgarrado el corazón y los ojos de la vida no merece ser recordado por mucho que un alma haya llorado por él.

13 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Ashmed dijo...

Los amores que no merecen ser recordados siempre son los que desgarran el corazón. Que verdad tan cierta es esa.

Nube Gorda dijo...

Amores q no merecen ser recordados...¡¡Q intenso.. hay amores q duelen, hay amores q matan y los q atan, cuál será el peor??


Bsuchos

alex vega dijo...

Heeeeeyyy mujer!!!!

Abrazos, besos... YO!!!

Juan de Lobos dijo...

NO es necesario ver. Para decirte que me encantan tus palabras.
Besos y saludos

Yanett dijo...

Este si estuvo muy triste, que difícil es dejar de pensar en alguien a quien amaste con todo tu corazón y que no significaste lo mismo en su vida.....

Ten un buen inicio de semana.

Dr. Phyloel dijo...

Hola Dr. Kleine. Escuché hablar de tu blog y acá llegué. Me gusta, me relaja y me hace sentir cosas.

"Olvido" ¡Qué sería del olvido sin la memoria.

"Desamor" ¿Exisitiría sin la desilusión?

Bueno, así se mueven las cosas.¡Qué se le va a hacer!

Mi nombre: Dr. Phyloel ¡En busca del Héroe Interior! Eres una HE para mí.

snowdly dijo...

Que tal historia, degarradora, cuel y atemorizadamente real.

El Dueño de sus Cajones dijo...

me quedè enganchado a cada una de tus palabras.
En contenidos como estos, uno siempre aprende cada vez màs a entender la vida.
gracias por compartir tanto.

Nube Gorda dijo...

Dime a q vienes al DF si ahí lo tienes todo.

Bsuchitos

AndreaLP dijo...

Muy cierta la frase de los amores que no merecen ser recordados.

Saludos, Dra. Siempre un placer leerle.

FÈNIX dijo...

Historia terriblemente real Doctora, miles, tal vez millones de mujeres que pasan la misma situaciòn, por èso admiramos tanto a las madres.

un abrazo.

santo dijo...

Hola dra. que bonito post y me encanto la foto bueno creo que me relajo donde es queretaro??
saludines