13 septiembre 2005

Terapia

A veces el fondo de la mente guarda mucho de lo que tenemos en nuestra vida diaria. Cosas que no diríamos frente a cualquiera tan fácilmente, cosas que se antoja rebazar ante los límites sociales que nosotros mismos imponemos, cosas que etiquetamos como prohibidas o censurables, ocultas, secretas...
La Señorita Liz sabe mucho de mi, de algunos rincones de mi mente, de algunos temores que viví en el día a día... lo que no sabe es todo lo que pienso por completo ni todo lo que siento, eso ahí lo guardo, lo dejo tras bambalinas cuando ella se sienta en los lugares del escenario central mientras yo hago mi diestra actuación.a href="http://photos1.blogger.com/blogger/6705/808/1600/terapia.jpg">

¿Quien lo diría?, eso que comenzó siendo una sesión tomada por obligación hoy me parece la mejor parte del día, me hace volar, me hace salir de convencionalismos y me provoca un vuelo de éxtasis delicioso cada vez que la tengo frente a mi. Al cruzar sus piernas y poner pose de atención hacia mi provoca un estallido de emociones que celosamente no desearía que tuvieran sus otros pacientes, aunque quizá sí. Al contarle de mi vida le miro hacia todos lados de su frente, sus botones de la blusa delicada que le cubre los contornos más dulces que yo he probado en mi imaginación, su silencio programado y su mirada crean el ambiente perfecto para que yo la tenga en mi pecho, penetrada, extasiada de mi, queriéndome como el único en su vida, en su sexo, en sus citas de cada martes, en su piel, la sumo en un mar de caricias que logran hacerla suspirar de deseo incontenible donde puedo ver lo mejor y lo peor de ella, porque creo que ella también guarda secretos en su mente.
Cuando ella habla, salen rosas de si, su caminar para algún librero despliega olores que sólo yo los percibo, escucho sus teorías, sus consejos, todo lo escucho como chico aplicado y lo convierto en sutil fantasía, musa inspiradora de las más deliciosas escenas eróticas frente a su escritorio...jamás dice NO, ahi la tengo dspuesta, receptiva a mi toque de la mano con mi mente en sus muslos delicados pidiendo que las sesiones no terminen jamás.

Me desnuda con sus preguntas y cedo sutil a la encuesta, es verdadera tristeza que ya no se usen divanes de antaño, el placer sería horizontal. No tiene defectos que yo detecte salvo el que su asistente me cobre la tarifa correspondiente de la consulta obligada. Ella no toca el dinero, ni squiera mi mejilla al despido mas toca mis interiores convirtiendo algo en mi en un ser que la busque, que la mire, que quiera más de ella en trozos pequeños.
Ninguna mujer de la calle, de un banco, de una tienda u oficina siquiera logra mover un gramo de lo que ella mueve en mi. Entiendo que cada mujer sea única y jamás se repita en otra, ni en cuerpo ni en figura, mas yo desearía hacer mil copias de ella, para poner sus estatuas en mi camino, posada en formas diversas y cuando me aleje de ahí recuerde sus cabellos castaños y lacios combinados con sus ojos negro profundo...
Terminada la sesión hay un después, mira el reloj, cierra mi archivo y surge un adiós. Hoy por la noche sé que vendrás a mi en forma de mil orgasmos, gustoso yo ahora los estaré esperando.

21 comentarios:

Teresita dijo...

Creo que es más común de lo que parece que los pacientes se enamoren de su terapeuta, después de todo es difícil encontrar quien escuche con tanta atención.

stultorum dijo...

Me recuerda a las clases "privadas" que tenía yo con mi maestra de "Resistencia de Materiales" en la Uni, era una belleza tipo Madonna (México-Alemana), que nunca usaba sostén, y de unos ojos azul profundo.

Hermosisima.

Chin@ Rockers dijo...

Abusada... mucho OjO mucho OjO...

saludos!!!

J U A N dijo...

HOLA KLEINE. MY INTERESANTE EL RELATO. SERIA IDEAL ENCONTRAR AL TERAPEUTA DE TU VIDA.

aquel Eric dijo...

Esta claro que este paciente tiene problemas obsesos muy severos. Salud.

Chica Yeye dijo...

el enamorarse de un imposible-posible. talvez nació al ver que ella lo escuchaba cuando lo necesitaba. lo triste es que ella lo hace por dinero y por que le gusta su profesion, no porque sienta algo por él como hombre.

lindo relato!

saludos

Lo-que-serA dijo...

¡Dra! Recién notando su cambio de look. Felicidades. Las transformaciones siempre traen cosas buenas.

C.Bryant dijo...

Bueno,siempre interesante leer tus relatos.Igual,recuerdo una que otra anecdota en la que posteriormente ilusionaba con una doncella.

Kix dijo...

Tal vez esto sea muy común, pero si el terapeuta cede, entonces incurre en falta de ética profesional.

C.Bryant dijo...

Actualizada la página http://bryant732000.blogspot.com/
para tu información.Se llama Venke Knutson.(perdona no tengo otro correo tuyo).

noemi dijo...

Eso sentirán mis pacientes conmigo?
Ayyyyyy.

Muy bonito :)

Mucho.

(Quité el post de la licuadora por que almas quisquillosas se escandalizaron, tu crees?)

mattie dijo...

bueno,quiza es por la misma problematica que viven,que cuando alguien le ayuda siente en esa persona el mayor de los apoyos,pero no pienso en orgasmos cuando me ilusiono con alguien,solo pienso en ellos cuando es mas concreta la relacion.
saludos
buena semana

El Enigma dijo...

Ni hablar, el complejo Florence Nightingale... comun pero todo depende de que barrera pone el terapeuta.

Saludos y un beso Dra.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Foucault dijo...

Por eso es mejor buscar una terapeuta coja. Un saludo

Mario Aguilar dijo...

Y sucede que el terapeuta, se enamora de su paciente. Como mi vecino, que se enamoró de la terapeuta, se divorció, se casó con la dra. y hoy en día, se andan divorciando. Cosas que pasan..disfrutar los momentos, es la clave. Saludos Dra. Buen post, felicidades.

RAYDIGON dijo...

Bienvenida Doctora, de famoso nada, ¿o sí? Jajaja

Merlín me trae gente muy interesante.

Gracias por venir.

Tu blog super, lo que escribes muy bien, volveré.

César Andrés Ramírez G. dijo...

No es gratuito que esta clase terapia busque precisamente curar por medio del Amor, con todo lo que quiera que esta palabra signifique.

Un saludo!, gracias por tu visita, por aquí también estaré pasando.

A.Ocampo dijo...

wuauu q fantasías.... y cuantas palabras diria un tipo llamado freud.... pero no importa.... q esto me gusto!

Ed Frantom dijo...

Genial, me gusta saber que todos nuestros cocos funcionan de manera similar.

Gracias.

Por cierto, gracias por tu visita y tu comenario. EL relato sigue, hoy subiré el capítulo IX.

Óscar dijo...

Querida Dra: ¿Desearía ser mi terapeuta?

Anónimo dijo...

This is very interesting site... » »