02 noviembre 2005

Por un espíritu fiel

Continuación



...Primero vertí venenos a las mujeres baratas, haciéndome pasar algunas tardes como vendedora de frutas deliciosas, aprendí las artes de preparar pócimas que no se huelen pero que son fatales cuando se ingieren.
En ocasiones, severos malestares los tomaban no sólo ellas sino los visitantes del lugar.
Ciertas ocasiones en que os gustabais emborracharos marido y marqueses huía como ladrón encapuchado para asesinar literalmente a sus doncellas favoritas.
Las artes del cómo lo hice ciertamente nunca os voy a describir por resultar fatales a mi enseñanza.
Y en los alrededores sólo se murmuraba que las muertas bien se lo habían merecido, castigo de Dios dijera la Iglesia por poco contribuir al diezmo que se pedía al cabo de año.
Cierta noche perdí el control de mis celos, no resistí más la tentación de pensarle en boca de otras. Reñimos por no cumplir con sus deberes de matrimonio y salió huyendo hacia alguna de esas casas de las que yo sabía perfectamente quienes eran sus conocidas.
Le seguí, vestida como nadie pudiese reconocerme, la daga colgada de mi mano diestra me infundía una seguridad inmensa. Bramaba ya como toro y me dirigí al callejón aquel, donde los viejos sin dientes consumen sus vinos viejos y las mujerzuelas ríen a carcajada loca. Las velas ocultaban sombras más no su cuerpo y en espacio de poco tiempo le descubrí bebiendo y brindando...le odié ciegamente...
Entré al viejo hostal pidiendo llamasen a la rubia aquella, con la que el marido retozaba, de por medio os pagaría con monedas de oro a quien consiguiese me la llevase hasta la puerta.
Mal encarada por su abrupta interrupción, más curiosa por saber si yo le pagaría una mísera moneda, por un instante, le murmuré al oído, y le maldije como a todas las de sus estirpe...me siguió hasta el viejo farol.
Ahí, entre basura y escombros del rincón, desahogaba con puñaladas mi odio por quien robaba el cariño de lo mío...y de pronto...sentí algo caliente...algo similar a lo que por fechoría le hacía a esa mujerzuela... miré mi vientre caliente y era sangre la que vomitaba de manera incesante...
Una espada travesaba mis entrañas, una espada enterrada por un cobarde a mis espaldas...giré mi torso y la sorpresa fue mayor, ¡mi marido!, ¡el gran marqués!, por el que pude haberlo dado todo, fue mi verdugo...
A él le argumentaron locura, el hecho: un lío de faldas...
Mi cuerpo se enterró en los jardines de la gran casa más mi alma quedaba envuelta en ese aire en donde jamás se respira calma. Hoy vago por los mismos rincones, por las mismas calles, espantando a las almas engañosas y a los hombres infieles.Saldré de la luz de las calles, como salía del farol del lugar. No tendré descanso hasta que el cielo os perdone la injuria de no saber que el amor a veces os manifiesta de maneras extrañas.

Fin.

12 comentarios:

stultorum dijo...

Dejad ya el velo oculto del relato y revelad ya la identidad de tan desdichados personajes.

Saludos.

El Enigma dijo...

Y pensar que en ocasiones, la realidad, supera la ficcion...

Un beso Dra.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lety dijo...

Muy buena la historia. Que se cuiden los que esta noche andarán descuidados y serán muchos con esto de las fiestas. Seguiré visitándola Doctora, feliz de sumarme a sus lectores

Mario Aguilar dijo...

Tu deber era haberte vengado..te hubiera salido más barato..pues mataste y te mataron. Con una infidelidad..hubiera salido más barato y todos felices y contentos.
Saludos infieles hasta el más allá...

RAYDIGON dijo...

El amor se manifiesta en formas extrañas y con personas extrañas, jajaja

Besitos de dia 2





PD:Pasame tu msn plis.

Aletz dijo...

ayyy no, yo le tengo más miedo a las mujeres celosas y posesivas...y mucho más miedo a los maridos celosos que llegan de regreso del viaje y sin avisar...no sean gachos: una llamada o un telegrama se les agradecerá....porque lo encuentran a uno en plena acción; hay que vestirse en 1 segundo y explicar por qué está uno agitado....un abrazo

mattie dijo...

suena extraño cuando pasan cosas asi!
buena narracion
saludos

A.Ocampo dijo...

tremenda historia....... era como introducción a halloween! :O, la cagó.

Jose Alonso dijo...

Espíritu fiel. Un título en demasía interesante, al igual que las dos partes de una historia que me preguntan muchas cosas. Me gustan las imagenes que escribiste... la daga colgada fue un detalle intenso y agradable, el callejón me dejó maravillado y el final me dejó queriendo más. Y sí, el amor se nos presenta hasta en manera de odio.

Chica Yeye dijo...

que historia tan triste! aunque ella cometio un error grande, mataba a quien no debiaa! debia matar al ke la hacia sufrir, no a las que talvez no sabían de su existencia..!

muy buen relatoo

besos..

Anónimo dijo...

Enjoyed a lot! » » »

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... payment online Free bingo games cash malpractice Iowa medical malpractice legal Car+kind+wax 649 lotto draw number teen pussy Agatekeeper software voip Data recovery company at abbeydorney Cherokee car seat covers Ink jet cartridge hp senior term life insurance quote in scotland reverse mortgages