29 diciembre 2005

Año nuevo, historia vieja...

Chale... ¿cómo fue mi primera vez?...
Si me preguntas cómo ni siquiera lo recuerdo de manera chingona... fue con un guey bien equis, y se dió todo por un mero desmadre.
De vista ya lo conocía, era de l misma prepa... y el muy cabrón que se creía cuando andaba entre la bola de amigos de la escuela, sintiéndose la última cerveza del estadio... ¡que no mame!

Ahí me lo encontré, en la fiesta de mis tíos. ¡Qué iba yo a saber que ese guey era amigo de mi primo y mucho menos que lo invitara a lo del año nuevo... chale, mi colonia sí que es pequeña.

Si te digo que es típico de tipos como él que entran a una casa ajena y saludan dizque de manera educada. Si mis tías vieran que es un mamón de primera, nomás lo dejarían pasar hasta la puerta pero pos bueno... mis tías andan en lo suyo, preparando la tamaliza, nomás dan órdenes a quien se descuida y pasa por la cocina -¡qué hueva!.
Pues el Beto me lo presentó y hasta le dije que lo conocía porque ibamos en la misma prepa, hasta le dije que yo conocía a la chava con la que se había fajado de tercero, el guey nomás me dijo que nunca me había visto a mi... chale, o es ciego o es pendejo, no creo ser invisible, y con lo de la chava dijo que era puro desmadre.
Después de un rato llegó el Paco con las cervezas y todos jalamos al rincón del patio para que los pinches primos chiquitos no comenzaran a darnos de pelotazos. Mi tía se daba sus vueltas condicionándonos a que no fumáramos sobre sus platos de plástico navideños, de ésos que cuestan un dólar.
Ya andaba movida la tía porque se reía de cualquier babosada que decíamos. La Lupita se encargó de poner música pa que la oyeran todos los vecinos... al fin y al cabo, cuando ellos llegan pedos en cualquier día del año les vale madres a quien despiertan de la cuadra... pinches cumbias, de tanto oírlas ¡se quedan grabadas en el cerebro!
Total que el guey éste con cuatro chelas ya arrastraba las palabras, hasta lo payaso se le quitó y le comenzó a aflorar su lado tierno, como ya más de la banda de mis primos y yo.
Luego, las típicas pláticas babosas:
- ¿Qué es lo más cabrón que le han hecho a una vieja?- decía mi primo mientras fumaba dizque muy en pose. Ya con el alcohol encima y todos en bola nos hicimos cómplices de nuestros secretos.
- Pos yo verle las tetas a mi vecina cada vez que me asomo por el patio de atrás, llevo a mis amigos a que me platiquen lo que ven...
- Ucha, eso no es nada... yo lo más cabrón es hacerla llorar frente a sus amigas por pinche celosa...
- Ah, chale... pos yo nel hijos, no podría hacerle nada a ninguna damita, no sean culeros, se les debe de respetar -decía éste guey como queriendo quedar bien, ¡que no mame! si es re cabrón en la escuela y me viene saliendo con ésto.
Todavía eran las once y algo cuando Karlita, mi prima chiquita comenzó a poner los platos para que ya nos sentáramos todos. El guey se sentó junto a mí. A cada rato intentaba agarrarme la mano. Chale... la neta yo había tenido amiguitos de esos que quieren contigo pero sin tanta jalada de manita sudada y cosas así... éste guey es dos años mayor y se le nota el colmillo cabrón aunque hoy está muy complaciente, le digo que me ayude y corre a levantar los platos, que limpie donde ya comimos y anda rete acomedido... ¿pos no que muy cabrón?
La cosa es que la cerveza nos dió valor y al cabo de las doce que se vienen los abrazos y la bailada. Todos a echar relajo hasta que nos fuimos a tronar cuetes al terreno de junto. Ahí fue cuando me arrinconó y nos comenzamos a fajar... besa sabroso hasta eso, nomás que se le iban las manos hasta abajo y no dejaba de tocarme por todos lados y me calenté. Entre el relajo y la escondida que nos dimos atrás de los autos pos que lo comenzamos a hacer, fue mi primera vez y ahí perdí hasta los calzones.
Esa primera noche del año nuevo, toda mareada y picada por mangonear al guey fue más por desmadre y por reto orgulloso de ver hasta dónde llegaría con tal de conseguir algo. Regresamos a la fiesta y se siguió portando bien amable y buena onda... ni siquiera creyó que se había metido con una virgen. ¡lo que hace un cabrón con tal de tocarte las tetas!...
Toda la noche bailamos y fuí su princesita pero hasta ahí se acabó el encanto, nunca más volvimos a platicar y yo ni siquiera me emocioné de haberlo hecho. Fue muy simple todo.

Ese año al guey lo sacaron de la escuela, todo por embarazar a la misma chava con que lo conocí fajando... chale... yo seguí echando desmadre con mis primos cada festejo de año nuevo hasta que se murió la tía que nos reunía a toda la familia.

11 comentarios:

Humano dijo...

Y no te pesa un poco eso de que la primera vez tiene que ser "especial"?

Yo si recuerdo la mia, estabamos muy nerviosos los 2 porque los 2 eramos virgenes. fue un 16 de abril, poco antes de que estallara la huelga en la unam

rossmar dijo...

chale amiga, el relato la verdad muy bueno, aunque me ha dejado una sensación de vacío.

Bueno, buenos. besitos.

Egosum dijo...

No hay principes azules, ni los ha habido nunca, meramente gris marengo... Cosas que pasan. Te deseo un buen año. Buena luna.

argos dijo...

órale qué chido, bueno, menos lo de la tía que murió...

a mi también me pasó algo en año nuevo. había una niña que ya desde hace un buen quería conmigo pero yo nomás no me dejaba, entonces el 31 quedamos de festejarlo todos los cuates de la cuadra y pues la niña se vistió súper chido, a pesar del frío se puso falda corta y se veia muy bien. empezamos a pistear desde las 8 y para las 12 yo ya traía muy buen ambiente y ella 2-3, se terminó el pisto y ella y yo salimos por más, regresamos del oxxo y antes de bajar del coche se me fue encima, como yo ya tenía maña con el coche, de volada bajé los asientos, la puse en la posición más cómoda y la falda facilitó mucho las cosas. me entregó su virginidad un 1o de Enero y refrendamos todo el año...

Kix dijo...

Sí pesa un poco eso de que la primera vez tiene que ser especial, como no.

Pero la historia tiene un final si bien no es feliz, sí es aceptable, imagínate que la embarazada hubiera sido la protagonista, no no... debut y despedida.

La X dijo...

:( A mi no me deseaste mucho sexo :(

Pero yo a ti si... felices fiestas, abrazos olor a vino y mucho sexoooooooooo
besitos Elizabeth ;)

El Enigma dijo...

Usualmente es en el momento mas inesperado y casi siempre con la persona equiocada, de ahi, nada es igual...

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

RAYDIGON dijo...

¿Porque las niñas se acuerdan muy bien de la primera ves?...

Explicamelo G.

Besitos 2006

mattie dijo...

jajajajaja no,la mia si fue especial y hermosa,nunca cai con esos buitres y tuve chance como con 5,ya ves que esos nunca faltan,mi epoca loca de fajes no duro mas de la que ahora les dura a las chicas de secundaria.
feliz año!

Julio Cesar dijo...

El 2006 sea un año de amor, paz y mucha salud, felicidades

noSOYvirgen dijo...

yo si creo en que la primera vez debe ser bien especial... no estás comiendo tamales como para que te valga, sino que estás experimentando algo que cambiará tu manera de ver la vida en lo sucesivo...

qué mala onda que haya sido así, aunque ignoro si en verdad te valió tanto como dices... pero siento que no...

leer esa experiencia, me dejó un sentimiento de vacío igual que a rossmar...

en fin, cada quien su vida.. saludos..