19 diciembre 2005

Navidad a la distancia

Querido amor:

Hoy te he escrito con tanta melancolía ésta carta que no sé si podré terminar de escribirla al menos con un poco de alegría.
Se han llegado las fiestas navideñas y en el trabajo todos lo festejan, amigos y conocidos y uno que otro que sale de lugar, como yo.
Viviendo en éste país, hasta el término de mi contrato, he de comentarte que las cosas cambian cuando las ves desde otra perspectiva. Con otras maneras de pensar y expresarse, bien diría que todo esto es muy diferente a lo que estoy acostumbrada.
No sé si la gran distancia de éste país y el nuestro sea el hecho que me haga recordar cómo somos de fraternales los mexicanos, cómo nos damos un abrazo dejando que pasen a nuestra casa nuestros amigos y sus invitados. Como decía la abuela: echábamos más agua a los frijoles y con ello lista estaba la convivencia de las fiestas.
Dar sonrisas y buenos deseos es lo que nos caracteríza al mirar en cada casa un nacimiento, un árbol, luces afuera de las ventanas. El clásico estallido de cuetes a la distancia y ¿porque no? una fogata, sea en el campo o en la ciudad, que nos reune y hace que contemos las historias y los chistes tan graciosos que no sólo el calor de la fogata hace que nuestros corazones se sientan unidos, sino hasta nos dé por brindar por un nuevo amigo o amiga que acabemos por conocer ése día.

Esos momentos en los que los chiquillos corren emocionados para encender sus velitas son de los más inolvidables que tengo ahora que me encuentro aquí, en el hotel de éste invierno tremendo.
Hace que me recuerde las lucecitas de velas pidiendo posada....

Oooooos piido posaaada...
si, inolvidable letanía que aún me sale sin necesidad del coro celestial.

La mejor parte es esa que tenemos cuando es el convite de toda la tradición: ponche, pambazos, pierna y un rico tequilita...agregado al ponche, claro!.

Dale, dale , dale, no pierdas el tino,
porque si lo pierdes, pierdes el camino,
ya le diste una, ya le diste dos, ya le diste tres y tu tiempo se acabó...

Escuchar cómo le dan de palos a la piñata mientras nosotros los grandes estamos alrededor, cantando y animando, esperando la colación que sale del vientre de esa gran olla adornada con siete picos. Es emocionante. ¿ recuerdas cuando me aventé a recoger dulces caídos de la piñaa y me calleron todos encima?... extraño los gritos...arriba, abajo...está a un ladooooooo!

Hoy,aquí, sólo una cena amenizada con una pequeña banda, en donde todos terminan su suculento platillo y disponen a dormir.
¡Caramba! hubiese deseado a alguien llamarle "compadre" y quizá sin vernos fuera de tono probar un ligero rompopito a salud de nuestros compatriotas.

Pero amor, la realidad es otra, y desde el otro lado del mundo te escribo ésto quizá para no romper esos lazos y la distancia, para frotarme las manos y sacar un poco de calor, de ése que aún conservo por el recuerdo de mi gente, de mi familia, de mis mexicanos.

Brindo con un poco de vino para que todas las familias, alrededor del cariño y fraternidad que comparten ésta noche, tengan el brillo y la esperanza de seguir siempre unidas, luchando por los valores que nos han caracterizado como buenas personas.

Con un abrazo enorme me despido añorando tus abrazos y tus bellos regalos. Espero pronto verte y saber que todo es parte de una chispa navideña que una fría noche de invierno no dejará que me congele.

Te extraño.
Tu amor.

K.

10 comentarios:

Mario Aguilar dijo...

La nostalgia de las distancias..sin embargo en el corazón, éstas se acortan...Feliz Navidad Dra. toda clase de parabienes para vos y los mejores deseos para ti y tu familia....
Saludos!

El Enigma dijo...

Es clara muestra de lo que muchos sufren estando en otras sociedades puesto que el bulliio del latino, es increible.

Un beso Dra.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Altamar dijo...

Dra. Kleine,
oye, el domingo por la ma~nana, al revisar junto con CaroAzul la lista de asistentes a la reuni'on blogger, veo tu nombre ah'i... y me pes'o no haberme presentado "oficialmente".
Soy mal lector de blogs, visito pocos, y comento mucho menos, por lo mismo, la reuni'on para mi fue un poco rara, yo nom'as iba porque estaba CaroAzul ah'i :D.

Y bueno, realmente lamento haber perdido la oportunidad de saludarte sabiendo quien eres.

Beso para ti.

Liz dijo...

¡Hola! Ya dí con tu blog :D
Me dio mucho gusto haberte conocido y pues ahora te estaré leyendo.

Saluditos

Aletz dijo...

en muchos hogares de méxico se vive con intensidad los días especiales (24, 1) y se reunen todos los familiares que pueden....disfruta de todos los que te aman en rancho alegre y reparte regalitos entre tus seres queridos...besitos

Zack dijo...

" Dicen que la distancia es
como el viento , Apaga el fuego pequeño y aviva el fuego grande "

RAYDIGON dijo...

Si te pones melancolica y nostalgica me contagias, no lo hagas plis...

Besos

maldito gringo dijo...

porque no ponerse melancólico y nostálgico si son estados tan humanos como la alegría y también a su manera, encierran cierta belleza. Si estas lejos de alguien que quieres y recuerdas momentos hermosos que tal vez te hacen llorar, como sabes que esas lágrimas son necesariamente de pena?

Lety dijo...

Estos días anduve un poquito perdida, pero sintiendo un ligero tironcito en las orejas al recordar mi grata tarea abandonada,la visita diaria a mis amigos. Ledejo mi abrazo cariñoso Dra. Kleine y mis mejores deseos por una navidad feliz para ustec y su familia.

La historia de Manoli dijo...

Ánimo y feliz navidad.

http://lahistoriademanoli.blogspot.com/