27 octubre 2005

Conjuro Sioux

"Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux, que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Azul, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu....
- Nos amamos...- empezó el joven
- Y nos vamos a casar....- dijo ella.
- Y nos queremos tanto que tenemos miedo...queremos un hechizo, un conjuro, o un talismán... algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos...que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar la muerte.
- Por favor...-repitieron – hay algo que podamos hacer?
El viejo los miró y se emocionó al verlos tan jóvenes... tan enamorados...y tan anhelantes esperando su palabra...
- Hay algo....-dijo el viejo- pero no sé...es una tarea muy difícil y sacrificada...
- Nube Azul... -dijo el brujo- ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos... deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte... si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de luna llena...¿Comprendiste?
- Y tú, Toro Bravo...-siguió el brujo- deberás escalar la montaña del trueno...cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas, y solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva...el mismo día en que vendrá Nube Azul... Salgan ahora!
Los jóvenes se abrazaron con ternura y luego partieron a cumplir la misión encomendada... ella hacia el norte y él hacia el sur...
El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con las bolsas que contenían las aves solicitadas.
El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas...eran verdaderamente hermosos ejemplares...
- Y ahora qué haremos...-preguntó el joven- ¿los mataremos y beberemos el honor de su sangre?
- No – dijo el viejo.
- Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne?- propuso la joven.
- No - repitió el viejo.- Harán lo que les digo: tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con esta tiras de cuero... cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres...
El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros...el águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse por el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse....
Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto... son ustedes como un águila y un halcón... si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose... sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse el uno al otro...
Si quieren que el amor entre ustedes perdure...

“Vuelen juntos...pero jamás atados�."


*Este texto alguna vez me lo contó un viejito de 85 años en Monclova. Yo lo había olvidado hasta ayer que miré una canastita que hizo para mi. QEPD.
* ¿Saben lo que es una calaverita? ¡atentos a mañana!

26 comentarios:

Óscar dijo...

¡Ajá! Un buen argumento en favor de la infidelidad.

Lindo cuento, Dra.
Un beso

Bruno Diaz dijo...

wowwwwwwwwwwwwwwwww precioso cuento, mucha razón juntos pero no atados, volar hombro con hombro, si el camino es el mismo.... no creo que sea un argumento a favor de la infidelidad como dice mi buen Oscar... más bien es un argumento a favor del amor y la libertad, en contra de la posesión definitivamente no defino la fidelidad como ataduras... al contrario, es eso precisamente radica el amor en querer volar al lado de uno sin influir en la voluntad del otro... en fin muy bonito cuento!!!!

Yanett dijo...

Ijole, que padre!
Además a cada uno de nosotros nos hace reflexionar en como debemos basar nuestra relación con quien queremos.
Gracias por compartirlo con nosotros.

El Enigma dijo...

Excelente historia en la que veo ademas de ricos elementos, una enseñanza.

Un beso Dra.

Humano dijo...

Me llama la atencion que eran los mejores ejemplares, tanto nube azul como toro bravo.

stultorum dijo...

Buenisisimo Kleine.

Y que cada quien haga sus conjeturas y conclusiones.



Saludos.

Anónimo dijo...

¡¡Qué chido post Gordis!!...

Muchas gracias por regalárnoslo...

XXOO

Memo.

Lo-que-serA dijo...

Qué historia maravillosa, Dra. Muchas gracias por compartirla con nosotros.

Gabriela dijo...

Me ha gustado mucho. No se puede perder la libertad ni la individualidad, ni siquiera por amor. Un saludo.

Dra. Kleine dijo...

Así es,
postura interesante que me recordó un escrito de Gibrán sobre las dos columnas, ésto es algo parecido, siempre acompañanas mas no recargadas.
Libertad, ohhh si.

*No se pierdan mañanita calaveritas dulces!

Chica Yeye dijo...

ay que bonitooooooo. casi lloro mi estimada kleinee :D

una historia con un mensaje digno de contar..

besos..


aahh y si espero con ancias las calaveritas de mañana jejeje, espero algun dia me hagas una jejeje es solo ke me sulfurée con la vieja ke dijo eso en la tv, pero enojada ni encontra de las tradiciones estoy

saludos

EL ATEO dijo...

Interesante y practico, pero es muy complicado querer y dejar ir...

Piel dijo...

Mi querida G:

Concuerdo completo, así deberian ser las relaciones, pero es tan dificil encontrar el balance.

Si lo sabre yo...

Saludos Preciosaa y gracias por la caricia que me prodigas

stultorum dijo...

Aquí estaré mañana.

Dra. Kleine dijo...

Les jalo las patas si no los leo mañana eh??? ñaca, ñaca!

noemi dijo...

Lleno de posibilidades ala reflexión tu post, querida, como siempre.
Te busco mañana :)

Kix dijo...

Wow, qué perfecta manera de poner en palabras algo tan cierto y al mismo tiempo tan ignorado...

Aletz dijo...

excelente parábola; por aquí estaremos mañana....vas a traer pastel?.....ahh, acabo de postear algo nuevo para el fin de semana....regrésate ipsofacto (a la de ya!) a mi blog...saludos

RAYDIGON dijo...

Sensacional como siempre !!!!

Besos

Egosum dijo...

Amor es coyunda, pérdida, dolor... Ese relato retrata una verdad, como tal, una guía imperecedera. Pero, es así, lo tomas o lo dejas. Por lo demás, el tema de la cultura amerindia siempre me ha interesado, aunque más allá de los cuadernos de campo de Curtis (una joya que encontré hace unos años por casualidad)no he podido ir. Tiempo, siempre faltas!. S.

Darío dijo...

Supe de ti por un comentario tuyo en el blog de Noemí, ahora te visito y tenlo por seguro que, volveré con frecuencia a buscar tus palabras, bien de sabiduría, bien de historias ricas en el imaginario.

sexo y sentimiento dijo...

sabes? super difícil, pero todos queremos, amaaaar, entregar lo mejor de si, y mientras lo podamos hacer, está bién, super, bién, besos

Dra. Kleine dijo...

Muchas gracias.
Bienvenido Darío, ésta es la mirilla de una puerta que se abre a todo!
Adelante!

Jose C. M. dijo...

Hola es una casualidad que este aqui por diferentes motivos, pero me parece tan bonito y tan aprobechable todos esos relatos de antepasados Siux y demas tribus indias que he tenido que decirlo....me encanta, que riqueza espiritual y sabiduria encierra este pueblo.

Un saludo

Anónimo dijo...

... vivir juntos no atados!!

GP NAZCA

Anónimo dijo...

Son cuentos de poder mis queridos...un abrazo