28 marzo 2006

Humanidad empresarial

No sé si sea queja, lamento o una mera expresión de seudo indignación el pensar que la educación que pocas veces se ve en los adultos mayores, ya no volverá.
Abarca en mucho éste tema pero en particular, me refiero a la motivación personalizada del trato de los jefes para con los empleados, sea del nivel que fuesen éstos últimos.
Hoy en día, por el mero hecho de que son superiores se goza de un poder, de un mandato tácito de pedir cualquier cosa que se dictara para que se realizara.
¿Habrá que hacer distinción entre lo que es hacer trabajo de la empresa y realizar las cosas personales de un jefe?- Creo que ellos me responderían que no. Que todo va junto y que es obligación hacer lo que ellos dictan porque de lo contrario habría muchas otras personas interesadas en el puesto, “unas más, unas menos�.
Va pues, lo hacemos pero el tema no es ése...
Tal vez estén con el sartén por la manga, de la manera en que lo queramos ver, el trabajo ciertamente es una necesidad que hoy en día tenemos todos para subsistir en el mounstro urbano o provincial; pero ¿hay necesidad de ser prepotente con la situación de ver a uno hacia abajo? ¿A dónde queda el trato profesional y humano?
¿No podría antecederle un “gracias� por el servicio “extra� prestado?.
¿O es mucho pedir?
Sí, si es mucho pedir.
La gente se está olvidando de lo que significa una palmada en la espalda, por lo menos, para decir que las cosas van bien o tal vez para animar a que vayan de una manera mejor, ya cuando mucho que, lo que se hizo, fue bueno.
Me gustaría atribuir que la frialdad es por el carácter que tenga alguna persona de alto mando, que su mente divague en los quehaceres de la economía, intereses, mejorías y calidades de la empresa y que eso sea más importante que perder su tiempo en niñerías como la de acercarse HUMANAMENTE, de persona a persona, a todos los que contribuyen a que su trabajo también sea exitoso.
¿Por qué el jefe trabaja en equipo, o no?

Hay magnates empresariales que tienen cabeza para todo –gracia de su asistente o de él mismo- con mente privilegiada de gobernar y dirigir tanto a personas como dineros, notables, sí, por su raciocinio y manera de llegar los negocios.
Ellos sabrán sobre el trato o de verdad hay que ser mano de hierro. Lo desconozco.
Pero los que se ganan mi respeto son aquellos que no necesitan alzar la voz para hacerse oír, gritar u ofender aunque sea parte de su estrategia de mando. Que habemos muchos empleados u obreros que tienen que estar con el chicotito tras de nosotros sí; más No para todos los trabajadores funciona ello.
Si se está en un nivel privilegiado es posible que se pierda suelo en cuanto a lo que significa el trato aún vigente de Jefe-empleado: Apoyo-Motivación.
¿Algún tiempo invertido en proporcionar calidez humana?
¿Algún instante en el que se acerque tu jefe para decir si todo va bien contigo? ¿Saben nuestros superiores si padecemos enfermedades, problemas económicos o dificultades en el mismo trabajo?
¿Algún acto de altruismo que un alto ejecutivo realice –no para sus clientes- sino para su equipo de trabajo?
Yo lo veo verde, difícil, muy escaso.
He ahí lo que en cierto momento, el mundo de la evolución olvida: la fraternidad del apoyo, de la confianza, de generar un equipo donde las ocho o diez horas diarias que vives junto con ellos se conviertan en una familia de trabajo, vaya, hasta de los mismos compañeros de trabajo que saben que no es una competencia del más cabrón o del que le caiga mejor al jefe, sino de cooperación.
Lástima. Se está perdiendo el sentir humano.
¿Los grandes empresarios serán así?

21 comentarios:

Kalvuch dijo...

Ciertamente no da lo mismo hacer el trabajo, tu trabajo, la labor para que fuiste contratado y cosas personales del jefe, quizás como favor puede ser, pero como obligación ni cagando

La mayoría de las personas esta acostumbrada a no reclamar, por miedo a perder el trabajo, trabajan en exceso sin atreverse a reclamar las horas extraordinarias, por que el “jefe� se puede enojar, carajo.

Nadie parece darse cuenta de que son montones de compañeros que se encuentran con sus derechos vulnerados dia a dia y lo que lamento es que no hacen nada para remediarlo, nadie alza la voz, ni se organizan, la unión hace la fuerza

Respecto a lo de las palmaditas en la espalda que mencionas, la verdad no me interesa, estoy contratado para una labor determinada y bien definida y de mi se espera que lo haga lo mejor posible, si lo hago mal pierdo el trabajo y punto, las relaciones contractuales deben ser claras y bien definidas en cuanto a deberes y obligaciones de ambas partes y cuando una de las partes, cualquiera que esta sea no cumple con lo pactado, la parte afectada esta en su legitimo derecho de tomar las acciones que considere pertinentes

En resumen coincido en que se debe mantener un trato cordial y respetuoso ya sea en el trabajo y en realidad con cualquier persona, el respeto al otro debe ser una constante en la vida

Y si los grandes empresarios saben de calidez, ¡seguro!, con su familia tal vez, el resto del tiempo ellos ven solo cifras en estados financieros y no personas.

Saludos

Cinéfilobo dijo...

***
Soy un verdadero cabrón, me caga ser barbero, hago mi chamba, le hago tareas personales al jefe por el simple hecho que no me cuesta trabajo y de que siempre lo acompaña de un 'gracias', bueno etc. Tengo 13 años trabajando para una empresa, la he cagado gacho y durante todo este tiempo solo he recibido apoyo, gratificaciones, palabras de aliento, gratitud, etc. Tengo la suerte de tener como Jefe a un tipo muy humano convinado con caracter de Patrón, de hecho yo he sido quién pone una división, si de por él fuera sería su confidente, mucho bla, bla, bla, pero quise opinar que yo conozco la otra cara de la moneda y recalco que no he hecho nada extraordinario que no sea trabajar en lo mio.
Saludos TEquileros

Altamar dijo...

G. Kleine,
como no tengo otro medio para contactarte, por aqu'i te dejo un recadito.
Claro con lo de la sesi'on de fotos, nom'as hay que ponerse de acuerdo, platicar un poco, saber que quieres, y luego poner la fecha.
un saludo grande.

ShAdOw dijo...

Hellooooooo Dra. ya estoy de regreso, todo bien por estos lados...

En mi escasa vida laboral me han tocado excelentes personas como jefes cada uno de ellos tuvieron a bien ser grandes seres humanos con su personal a lo que imagino fueron correspondidos... hace unos dias pasaron una pelicula de Mel Gibson "Lo que ellas quieren" y mostraban a un jefe totalmente fuera de compañerismo que tuvo que pasar por un accidente para ver en sus empleadas y compañeros lo que realmente sentian hacia él por su trato... no creo que esto ocurra en la vida real pero como en todo hay excepciones y hay buenos jefes como malos...

Abrazos mi querida Dra. siempre es un placer leerte.

Altamar dijo...

G.Kleine,
no s'e si soy yo el confundidO, pero soy ni~no, o al menos eso dice en mis zapatitos aazules. jeje.
A veces tengo la impresi'on que piensas que soy mujer, pero no, bueno, por ac'a andamos.

noemi dijo...

En países civilizados un empleado realmente puede demandar a su jefe por malos tratos.
Las personas sensibles y empáticas lo serán teniendo puestos altos o no teniéndolos. Pero el poder corrompe, y saca lo peor de cada persona. Si abusas de tu poder estás dándote a conocer de maneras transparentes.

palabraserrantes dijo...

Quisiera descubrir qué hay por detrás del hecho de que alguien se aferre a un cargo, a un título, a una posición, en cualquier ámbito.
Por qué confundirnos con eso? No somos antes personas con todo lo que lo conlleva, que un nombramiento? Pero el mundo funciona así, lástima.
Por supuesto en lo laboral no se puede generalizar, pero lo que decís, joer! Se ve en el 90% de los casos. Y no provoca mi respeto.

Angeek dijo...

A falta de inteligencia y sensibilidad se aferran a sus pequeños cotos de poder como pequeños dioses. Por dentro sólo tienen un enorme sentimiento de inferioridad.
Y luego, como mea culpa, gastan en los psico para cursos de cómo ser un buen líder.
Qué manera de denigrar al empleado al asignarle funciones de mayordomo o ama de llaves, como si fuera un sirviente-esclavo y hasta ellos merecen ser tratados con dignidad pues es un trabajo.

Kix dijo...

Uy querida Kleine, no me toques ese vals, que aquí se cuece cada haba...!!!

Yo creo que va de la mano el complejo de inferioridad de esas personas con los gritos que pegan o las humillaciones que hacen a los empleados, fíjate bien y siempre es así. Es un comportamiento clásico: tiran tierra a todos, les llaman "tarados" o "tontos" a las demás personas, incluso si recién platicaron con dichas personas, ellos nunca cometen errores, sino que son las demás personas quienes los cometen...

PObrecillos.

Kix dijo...

Por cierto, le llaman MOBBING a ese comportamiento, y está penado por la ley.

The_Saint_Mty dijo...

De todo hay en la viña del Señor...hay que saber llevarse bien con todo mundo, con los jefes y con los subordinados...Saludos!

Aletz dijo...

tu post me caló, me has hecho reflexionar...le pondré un hasta a quí a mi jefe porque ya no quiero lavar su VOLVO ni el LINCOLN de su esposa...si no fuera por las "exquisitas propinotas" que me da ella cuando aquel está en la oficina o de viaje me cai que no se los lavaba...besitos clon de la Heidi Klum...a quién se parece perico????

El Enigma dijo...

Cierto Dra... la verdad le asiste, lamentablemente muchos conforme van ascendiendo se van olvidando de los de abajo, aunque le dire algo, para toda regla hay escepciones que la confirman, agradablemente... conosco dos grandes, pero G mayuscula, que son de lo mas sencillos y en ocasiones rompen los protocolos y en verdad extrañan a propios y extraños por su conducta fuera de guion, esos, esos no han olvidado lo que es comerse un taco cuando tienen suficiente dinero para tener varias empresas en Mexico (que de hecho, las tienen).

Un beso

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Egosum dijo...

Verdades a miles. Buena historia. Slds.

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

las grandes empresas tanto nacionales como extranjeras tienen la costumbre de lograr que en tu entorno laboral sea lo más cómodo posible para que no te estreses; empresas donde buscan el compañerismo y no la división...sin embargo, los patrones, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas son como los describes y no crecen por lo mismo que se creen superiores bla bla bla

Di. dijo...

Hace poco conocí al Dueño de una famacéutica que hasta come en el comedor de la empresa con sus empleados. Es estricto con el tabajo pero siempre tiene el tiempo y la disposición de escuchar a sus empleados y hasta jugar al fut de vez en cuando con ellos. Saludos

Lety dijo...

Por eso no soy grande sino pequeña empresaria, porque me gusta el trato personal.
Disfruto del afecto de las personas que trabajan conmigo y lo devuelvo igual.
¿Se oye pedante? espero que no, porque no me gusta mentir

Mentacalida dijo...

Sin duda el trabajo en equipo es el mejor metodo y si las relaciones interpersonales son numero uno dentro del desarrollo mucho mejor.
Tambien pienso que aun no todos estamos listos para trabajar en equipo por razones egoistas del ser humano.La fuerza hace la union y la consideracion,el respeto todo lo demas.

Un abrazo sincero.

Menta

RAYDIGON dijo...

La convivencia laboral debe tener respeto y tolerancia, así funcionan mejor las cosas.

Beso G.

Mary Carmen San Vicente dijo...

Yo tuve un jefe que nada más de verlo pasar me hacía temblar (no de gusto, ¡del susto!) era mal geniudo el hombre pero hasta eso que como toreros y ¡olé! por aquí y otro por allá y sanseacabó, pero si es triste ver cuando con poder hay gente que se transforma y abusa. Bueno yo no digo, mi empleada doméstica y REINA de la casa hasta voy por ella en el coche para que la nena no se incomode en el micro, tu dirás jejeje

Un besito !

SOLCLARO dijo...

No me puedo quejar tengo un excelente jefe,pero en realidad siempre hay ogros en este medio de Jefe-Empleado.

excelente post.

saluditos

alma