13 junio 2006

Amante prohibido

Hubo alguien en algún momento de mi vida que me inspiró un sentir sin que se enterara. Alguien que tornó mi mente en sueños de vapor, ésos que se ven rosas y románticos en un inicio y, que con el pasar del tiempo comienzan a verse tonalidades sensuales de caricias y necesidades en la piel.
Ese alguien no se imaginaba que el día que le miré a sus ojos me dejó cautivada.
Que el día que su voz me habló, mis adentros lo grabaron durante el tiempo que durara la memoria.
Viví aquellos meses pensando que, personas como él eran únicas y difíciles de encontrar.
Alguna vez me preguntaron si mi inspiración tenía nombre, y dije que si, aunque me preguntaba en silencio si tendría espacios para sus pensamientos.
Era un hombre con alas aunque yo creía que era libre... y no, no lo era. Yo ni siquiera imaginaba que alguien debía pertenecerle a un alguien.
Su vida ya había conocido las mieles del encanto mucho, mucho tiempo antes que yo. Sabía de amores y desamores, de amigos, experiencias, de encantos y desencantos, de hijos, de familia, de una esposa fiel y de su amor eterno que él le profesaba.
Yo en cambio, apenas abría las puertas del terreno fangoso que desconocía, pisaba muy pronto los lugares en que muchos abrazos me ofrecieron.
Mi curiosidad era traviesa e inocente, tal vez penosamente ingenua al querer tener siquiera un lazo de amistad entre él y lo que yo creía de él.
Le miraba por las tardes, cuando ni siquiera imaginaba qué tan cerca me encontraba de él. Temprano le suspiraba mirando a la montaña que se vestía de formas caprichosas por las mañanas, envidiando que ella podía saber su camino desde las alturas de la casa al trabajo y del trabajo a su casa. Y en las noches rogaba que tuviera un beso mío en algún sueño del cual él jamás lo recordara... pero yo sí.

Viví encerrada dentro de un límite que jamás me atreví a rebasar...

Creció en mí el respeto y el amor, la esperanza y la amistad. Y su trato jamás cambió.
Pero mi mente no entendía lo que mi cuerpo pedía.
Tenía ganas de una locura, de arrebatarle algunas horas con tal de respirar muy cerca de él.
Al madurar sentía mis pechos rozando su torso, creía que su mano tocaba la mía y aspiraba su piel confundida con la loción que sólo asociaba a él, esa que algunas veces logró humedad entre mis piernas.
Traté a muchos amigos, probé cama con muchos de ellos y la imagen de él la jugaba entre sus cuerpos. A veces la invocaba, a veces se aparecía sola.
¿Fui temerosa?
¿Era ilusa?
¿Era su amiga?

No lo sé. La distancia me separó desde siempre y fue objeto de mis grandes fantasías.
Lo convertí en mi amante, lo hice mi amo, jugué a ser su amiga ydesee con toda el alma que huyera conmigo. Logré enojarme mucho con él y ni así logré desenfadarme de su imagen y de lo significaba para mi adicta necesidad de pensarle.
Cada cumpleaños me atrevo a llamarle por teléfono, así, distante, respetuosa.
No sabe que me hace el amor como nadie me lo ha hecho jamás.
Todos los días le animo a vivir y ni así se da cuenta que me inyecta de nuevas sensaciones.
Le amo, virtualmente sé que le pertenezco.

Soy su amante perversa, soy su juguete inquieto, ése que toca pero nunca prueba.
Es mi amante prohibido que leo, que escribo y que excito.
Si llegara el día en que por fin desaparezca de mi alma, sexo y corazón, ese día será porque habré desmayado sin él en la cama de alguien que no parezca un sueño imaginario.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta clase de relatos tuyos hacen mi dia. Hay una cancion de Cerati de su nuevo disco que dice " Si el lenguage es otra piel... toquemonos mas "
Saludos Dra. y Buen día!

Adrian
numeronce@hotmail.com

mimi dijo...

Los amores platonicos... Alguna vez soñe con el... Que bonito relato..

Cinéfilobo dijo...

***
Los amores platonicos son dolorosos y se sufre por el ''no será'', extraña mezcla de amor y desilusión.

Anónimo dijo...

Los amores platonicos son como el fruto prohibido, siempre deseados, pero no son de muy agradable sabor... ¿porque?, porque los idealizamos.

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra circumvolat umbra

Angeek dijo...

Una vez tuve uno así, cuando tenía 14 años y sabes qué? muchos años después nos encontramos cara a cara en los pasillos del hospital! ¡Por supuesto que no era un paciente!
Son los amores adolescentes, no se olvidan. Sin embargo, lo real y concreto es lo que cuenta.

The_Saint_Mty dijo...

Saludos Dra. excelente relato, me encantó..

Anónimo dijo...

Me encantan tus cronicas y tu blog.

¿Seria posible que ayudaras a tus lectores separando los parrafos y usando las comas y puntos donde van?

Permitenos leerte con mas gusto, del tamaño de la letra tu sabras...

Dra. Kleine dijo...

Bueno,
en la imaginación cada quien se genera un buen amante! Eso si.

Gracias por sus visitas.

Desgraciadamente éste template no me permite muchas cosas. Creo que cambiaré a otro porque cuando trato de hacer correcciones no me las hace debidamente.
Ya pensaré en algo...

Saludos!

noemi dijo...

Los amores que no se consuman, nunca se desgastan.....

tails tellers dijo...

ahh... los amores platónicos... como olvidarlos, son sucesos que aunque dolorosos son los que te enseñan y forjan aveces tu manera de ser, de vestir, carácter e incluso de hablar. un amor platónico puede influir mucho sin que nosostros nos demos cuenta.

buen relato Dra.

Saudade dijo...

La ilusión y la fantasía son de las mejores cosas que tenemos en la vida pero de las pocas que nos pueden matar. "Dame una muerte chiquita" Café tacuba

Aletz dijo...

como dice Klein, me gutó!....cuándo iremos al mambo café de insurgentes?; de preferencia un día lluvioso para intentar hacer realidad uno de tus post pasados acerca de la lluvia....besos

Dra. Kleine dijo...

Cierto, es una muerte chiquita aunque: Cuánto me gustaría morir mil veces.

george dijo...

Dorotea Kleine,
¿me perdonas mi fantasia con el nombre?

Cuando leí ahora este relato tuyo, me sentia personalmente tocado, tengo la impresion que nos conocemos de alguna forma! ¿o si lo hubiera escrito otra persona?
¿todo es pura coincidencia, jaja?

un beso

***Cielo azul *** dijo...

Wow.... yo tengo un amor platónico, hasta ahorita que leo tu relato me he dado cuenta!! ja ilusa de mi, estoy en la etapa de enojarme mucho con él pero aún asi no dejo de sentir esto por el...

Un saludo desde el cielo!

Edmundo Dantés dijo...

Yo supe alguna vez lo que era tener un amor platónico... y la sensación se parece mucho a la de un amor perdido. Gracias por compartir tus letras y darnos en que pensar, que revivir. Saludos!

Anónimo dijo...

Trataba de buscar conocerme mejor, saber que me pasa ! ponerle un nombre clasificarlo y ordenarlo en mi cabeza. y hoy doy con tu blog, veo tu relato, los comentarios, y me siento mejor...

mi pregunta es, si conoces el gran poeta mexicano Jaime Sabines? hay un poema en especial que resume mi sentir: "Espero curarme de ti"

es una delicia para el alma, se los recomiendo.
ZouMe

Coni dijo...

Realmente un buen amante, se puede encontrar en cualquier lado, y sino vean que facil es... encontre esta web que es exclusivamente para infieles, OSEA SI QUIERES PONERLE LOS CUERNOS A TU PAREJA jijiji. www.atrevy.com

ya me cuentan que os parece.....