27 junio 2006

Día libre

Corazón,
Me temo que estuviste marcando toda la mañana y sólo entraba mi buzón.
Ya no pude avisarte por la mañana. Tuve tanto trabajo que ni tiempo de mandarte un e-mail me dio. ¡Lo siento!
La cosa es que no traje celular.

Hasta hace un rato pude cerciorarme de la falta de sonido en mi escritorio, del tintineo clásico de un mensaje o del bulto que hace con su lucecita parpadeante. No me asusté que comenzara a vibrar y a moverse como mosca boca arriba dando círculos en mi escritorio.
Ahí me percaté de la falta del aparatillo.
Y recordé dónde lo ví por última vez: se quedó dormido en camita, a un lado de mi almohada. Asumo que se me escondió entre las cobijas y dudó en aparecerse cuando pasé tendiendo la cama, -bueno, tendiendo es un decir-, casi lo arropé al malvado.
Es un pillo, en cuanto sonó constantemente su alarma me levanté y no dudo que, como vió que no le perdoné el dormir otros cinco minutos de más se acurrucó y olvidó mis pasos andar.
No le bastó solamente descansar el fin de semana, deseaba engolosinarse un poco más.
Me olvidó, y lo olvidé al desayunar.
Sabe de mi rutina matutina y procuró permanecer calladito, así de quietecillo para que no pasara y me sorprendiera diciendo que faltaba él en mi bolsa de cosas.
Aunque me pregunto si me extrañó cuando oyó que cerré la puerta. Escaleras abajo.
Habrá estado de ocioso brincoteando sobre el colchón.
Así que le he interrumpido su sueño en más de tres veces sólo por hacerle la maldad de que vibrara y se hiciera sonar.
Jeje.
Corazón te aviso, no traje celular porque se quedó dormido, porque se otorgó un día libre de labores y llamadas.
No quiero pensar que cuando me llamaron decidió simplemente dejarse sonar y sonar hasta que otra cosa pudiera pasar. Hoy por la noche lo voy a constatar.
No me marques por favor.
Deja que descanse un poco y, si por la noche me da unas cuentas rendidas de lo poco o mucho que llegó a hacer, si marcaste y lo oíste sonar, entonces sabré que de menos estuvo relajado tratando de llevar el día frente al televisor, arreglando su labor en su mensaje de voz en un lugar confortable, sin que le pegara el sol o la lluvia, relajado por el sonido del los pajarillos en la ventana reluciente.
Corazón, avisado estás y espero por la noche leer tus mensajes.
Ya veré como encuentro a mi celular.

*************************
Nuevamente anuncio que regalo material didáctico para profesores bilingües. En buenas condiciones y bastante colorido para niños de prepri, 1°, 2° y 3° grado. El envío es gratuito, lo mando por mensajería Estafeta a la dirección que me indiquen. Quien esté interesado en ello dejo mi correo electrónico: dra.kleine@gmail.com

12 comentarios:

yanett dijo...

Yo quisiera esconderme algún día entre mis cobijas también y olvidarme de cualquier cosa para quedarme toooodo un día sin hacer nadita de nada !!!
Oh y lo de tu material didactico... te escribo un mail...
Ten un buen día.

El Enigma dijo...

Tendria que buscarlo pero se que hay una teoria sobre que las cosas tienen vida propia y humores y demas, si asi fuera; que ternura que usted mi adorada Dra. tenga un un telefono tan dormilon.

Un beso

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Edmundo Dantés dijo...

Un relato lleno de una singular ternura. Gracias Doctora!

paulina y marco dijo...

precioso texto... "me olvidó y lo olvidé al desayunar...", muy buenas frases, ... Saludos

Aletz dijo...

aunque sea involuntariamente y por descuido, siempre se agradecerán algunas horas sin celular; aquí es en donde valoramos la utilidad del identificador.....un beso

Kalvuch dijo...

divertido relato, se lo lei a mi celular y se puso a vibrar de puro goloso, me dijo "Viejo mañana me dejas en casa viendo tele?

da lo mismo -le conteste- al final nunca trabajas (se me olvido hasta el timbre que tiene), ja,ja,ja

saludos y gracias por tu visita

Ileana dijo...

Hoy envidié a tu teléfono, con gusto me hubiera olvidado si alguien checaba por mí y estaba en mi lugar las ocho horas reglamentarias.

Maravillosa manera de informar algo que de otra manera sería trivial.

RAYDIGON dijo...

No hay un dia que pueda apagar el celular...

Seria rico hacerlo.

Besos G.

IGNACIO dijo...

Agradecido por los libros, pero mi hija ya superó esa etapa.
Y es grato tu ofrecimiento.
Si tuviera tu número te enviaría un mensajillo jejejj.
Un abrazo.

The_Saint_Mty dijo...

De vez en vez...es buen ejercicio, "dejarlo descansar"..ja!, muchos no nos sentimos completos sin el mentado aparatito... Saludos, buen día!

Dra. Kleine dijo...

Yanett, espero con agrado tu e-mail para mandar material. Tengo mucho!!

Enigma: bueno, a veces la ternurita sale cuando uno añora seguir dormidito, jeje.

Edmundo! Grato leerte de nuevo por aquí. Qué bueno que te haya gustado!

Pau y Marco, a veces las frasecillas salen así nomas! siempre tenemos un brote de chispazo! Bienvenidos!


Oh si Pachón. Llegando ví cuantas llamadas tuve. Si que dejó mucho de hacer mi celular!


Cuervo, me hiciste reir mucho, suena gracioso escuchar a cada celular cuando está cerca de otro no?... se lucen, se lucen!

Ileana, nena! Yo también lo envidié, al menos dejé que él descansara un poquito por mi. Ni hablar, alguien tiene que hacer el trabajo sucio.

De verdad Ray?... suena tenebroso!

Igna, si sabes de alguien adelante, sin costo alguno!

Saint, lo malo de ello es que luego se nos acostumbran. No lo crees?

Anónimo dijo...

This is my first post I'd like to congratulate you for such a terrific quality forum!
I was sure this would be a perfect way to introduce myself!

Sincerely,
Robin Toby
if you're ever bored check out my site!
[url=http://www.partyopedia.com/articles/care-bears-party-supplies.html]care bears Party Supplies[/url].