15 junio 2006

Noticias tridimensionales


Uno como adulto, al entrar a una pantalla IMAX, siempre queda sorprendido de ver lo que la tecnología es capaz de generar a nuestros sentidos. ¡Imaginen lo grandioso que se sienten los chicos!
Yo lo he experimentado, mirar toda clase de imagen viva traspasando la pantalla deja una sensación de susto, el interior de toda yo se mueve y marea de forma graciosa.

He de comentarles que, visitar algunas de éstas salas, donde te prestan unos lentes técnicamente diseñados para que tu visión se modifique de acuerdo a la proyección que se genera, te hace sentarte -y sentirte- cómodo en tu lugar. Miras al mundo desde otra perspectiva y casi podrías jurar que te metes a la pantalla... o quizá la pantalla se sale hacia ti.
Les contaré a más detalle:

En
El Papalote Museo del Niño, de la tercera sección de Chapultepec, en la Ciudad de México, existe una pantalla Imax de estilo cóncavo que recibe por función aproximadamente a cien personas. Dentro dan los guías pequeñas instrucciones para dar seguimiento al orden durante la proyección.
Yo acudí la última ocasión a una proyección llamada 3D Manía. Es la segunda parte, sin embargo no tiene nada de relación con la primera y se puede disfrutar de manera muy divertida. A mí me sacó varias veces grandes sustos y sorpresas.
Por otro lado, también se exhibe El misterio del Nilo, donde pbviamente se narra todo cuanto ocurre a orillas del río desde los inicios de las civilizaciones.
Realmente se disfruta durante una hora y 10 minutos de todo cuanto acontece ahí dentro. Nuestra mente nos engaña con cada una de las imágenes que ahí se recrean y de verdad involucran a todos nuestros sentidos.

Recomiendo pues, hacer una visita a esos lugares sin que haya pretexto de tiempo ya que, hay funciones por la mañana, por la tarde y dos por la noche.

Los boletos pueden adquirirse vía telefónica para comprarse con tarjeta de crédito o bien asistir a las taquillas donde un Cuate del Museo te atenderá con sus frases célebres de bienvenida.
Ya saben cómo matar un pequeño tiempo entre semana o algún domingo.

Detallo los horarios.
El misterio del Nilo
Lunes a Domingo:
10:30 cada hora hasta las 19:30 hrs.
Jueves: Funciones adicionales 20:30 y 21:30 hrs
Sábado: Función adicional 20:30 hrs.
Boletos en sistema Ticket master 5325 9000

12 comentarios:

Angeek dijo...

No sabes cuánto extraño ese tipo de espectáculos!! :(

Antoine dijo...

Olvidamos a veces que no necesitamos ser niño sde nuevo para disfrutar este tipo de cosas!...

Un beso

Antoine dijo...

Ah, y por cierto! ya está usted en mi "cubeta" de bloggers!!

Kix dijo...

Tienes toda la razón Kleine! Ver la mega pantalla IMAX es un cúmulo impresionante de sensaciones! Definitivamente una experiencia que hay que vivir.

Lo único malo son los chamaquitos de secundaria que se la pasan risa y risa toda la función, chale.

RAYDIGON dijo...

Me encanta ir a la IMAX, lo mejor que vi ahi hace tiempo fue una de helicopteros, genial...

Buena recomendacion, vere esta G.

Besitos.

El Enigma dijo...

Ver este tipo de espectaculos son dignos de cualquier edad y eso hace que uno se divierta como niño ya sin serlo.

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Dra. Kleine dijo...

Cierto Kix, se portan a veces mejor los chiquitos que los grandes jeje.

Yo si me divertí como chamaca, o será que con poquito me da mucha risa?, de todas maneras, lo recomiendo!

Saudade dijo...

Creo que en realidad un adulto (la verdad yo no soy adulto todavia jaja) siempre le va a sorprender más que a los niños por la diferencia de generaciones, nosotros, la generación "y", ya nacimos dentro de esta tecnología, tuvimos nuestra primera computadora a los 8, nuestro gameboy a los 10, nuestro celular a los 12... los niños ya nacemos dentro de ese mundo, te sorprenden las sensaciones que te da la pantalla pero no la tecnología. De todas formas el punto es no perder la capacidad de asombro tengas la edad que tengas.

Ileana dijo...

Además de la megapantalla está el Domo digital, que es aún más impresionante, con un montón de proyectores y una pantalla de 180 grados te sientes sumergido en la imagen e ingrávido por completo, a mí me hizo flotar en el espacio acompañada por la voz de Emilio Ebergenyi...

Muy recomendable para cualquier edad.

Lety dijo...

Mi Doctora Kleine, hace ya varios años que fui al Museo del Papalote, con su recomendación me dieron ganas de volver a ir a darme una mareadita con la nueva tecnología. Estos son consejos que se agradecen y se disfrutan

Le dejo un abrazo enorme

noemi dijo...

Es una maravilla el papalotear en ese museo de niños donde los que más gozan son adultos.

alex vega dijo...

la Imax es la Imax..!!