22 junio 2006

La huída

En el bosque ya parecía oscurecer y daban miedo algunas sombras que de momento se movían indiscretamente por el viento que ahí pasaba.
Ruidos que por las mañanas tal vez no causaran temor, a ésas horas dejaban de ser gratos.
Se sentía el misterio y el silencio en momentos en que sólo su respiración estaba más presente que las criaturas de ése tenebroso lugar. Su pecho parecía estallar al correr, al huir, al esconderse escurridiza.

Los pasos que daba, con cautela ante todo, asustaban a su mismísimo corazón cada vez que tropezaba con alguna rama, un hoyo o una piedra. No sabía si con el ruido podía atraer a las fieras que ahí moraban.

Sus pies padecían el cansancio del que nunca estuvo acostumbrada y al encontrar un rincón que aún soleaba, buscó de refugio su abrazo y ahí comenzó su llanto.
No sabía que por haber amado tanto la traición le seguiría siempre y, que estando en un reino donde el futuro era ella, no podían dejar que el corazón le ofuscara la mente.

Ella lo amaba y él admiraba a esa gran princesa dorada, conocida como la de ojos de rayo. Decían que a su mirada, una vez atravesada con la tuya, solía atravesarla y adivinar lo que tenías en mente. Lloró lo que en el pasado le trajo a su memoria el doloroso motivo de su huída. Del cómo lo conoció.

Un sencillo juego de adolescentes que terminó 12 años después. Fiel defensor de sus principios, siempre estuvo a su lado, siendo amigo, siendo amante, siendo su primo.
Las condiciones políticas del reinado, originaron que la princesa se fuera puliendo en estudios y conoció a los sabios y las lenguas y supo lo que había más allá del majestuoso castillo. Sabía de esclavitudes como también del legado y del poder y como mujer ambicionaba joyas y bellezas extrañas como también aborrecía a los ladrones y llenos de peste.

En sus años de estudio, demostró gran acertividad, sin embargo le entusiasmaba la crueldad de decisiones. Sabían los concejales que a una edad prudente podría gobernar toda una reina. Ahora sabe que sus decisiones duras y directas mucho tuvieron que ver con el final en el que se encontraba ahora: sola, triste, en pleno llanto y con todo el reino buscando por su cuerpo, su presencia o lo que pudieran rescatar de ella.

¿Quién más pudo enseñarle sus primeros besos y caricias juguetonas que en un tiempo daban a explorarse mutuamente entre su primo y ella.? No encontraba cabida de imaginar su vida primaria sin su existencia.
¿Quién más que él? Su primo amado quien le mostró del cuerpo el placer virtuoso de saborear en las mazmorras discretas del Castillo inmenso.

Cuando los lacayos de ambos se encontraban distraídos éstos corrían a lugares secretos y jugueteaban al evento de la exploración, al beso, al sexo. Nadie en realidad supo de sus rincones secretos y bien pudieron vivirlos durante muchos años en sí.
Pero el amor a veces es caprichoso y si va bien, a veces pide aventura.

Los años pasaron y su mundo adolescente de ambos maduró en uno mayor, de responsabilidad y negocios.

Ella estaba por cumplir los 25 y ya era la hora de gobernar el gran territorio.

Sabiendo de leyes y grandes procesos al momento de elegir un marido, que le consejo le pidió comenzar a escoger, ella forjó su destino con el gran primo suyo más...
En todo cuento se interpone el antagonismo y un contrario a su voluntad apareció en ese tiempo y fue su pueblo mismo y todos los del reinado quienes le pidieron otro protagonista en casorios:

Le decían ?El rey de a Lado?. Conocido por virtuoso conocedor de fiestas, territorios y conquistas. Ese era quien agradaba y simpatizaba a la gran mayoría del reino para poder gobernar todo aquello en compañía de su reina.

¿Y su amado primo?

Bueno, siempre estuvo bajo la tutela de la tía reina. Y no quedaba fortuna que él pudiera gozar para sí salvo el linaje de ser un vizconde.
Esa fue la tragedia que el amor permitía hacer difícil su idilio tortuoso y claro, el aborrecimiento total de amor para con el rey en propuesta que parecía que todo lo tenía ganado.
Sufría y perdía razón y algunas veces concedió leyes relacionadas a las parejas que en esos tiempos eran locos y osados.

Le sabían enamorada y sabiendo todos que el causante era su primo, el camino más corto era desaparecerlo, de manera tal que ella volviera a la cordura, recuperando del juicio de la justicia política y la razón del negocio por territorios.
Así fue como ella recuerda una última tarde de amor desnudo en la mazmorra de su amado, llena de caricias, llena de pasión y de palabras dulces. Se cambiaba para marchar a hurtadillas hacia el pasadizo secreto que ambos conocían. Ni los sirvientes imaginaban que por algunas noches ellos se encontraban en los pasillos o en sus aposentos y compartían mieles mientras ?vigilaban? por fuera de sus habitaciones.

Así fue como presenció el vil asesinato tras las pesadas cortinas oyendo justificación departe del cura que daba el Resquiet in peace del cuerpo mutilado. Mirando al concejal principal cerciorarse que esas carnes no volverían a tornar loca a la futura reina.
Esos crueles asesinos son los que ?procuraban? su bienestar sin saber que le otorgarían la infelicidad absoluta por mucho tiempo.
Y así fue como huyó por los túneles sin ayuda siquiera, sin comida ni lujos, refugiándose únicamente en la cueva que ahora se convertía en un bendito refugio de su soledad perdida.
Por ahora dormirá, los grillos ya cantan, deberá acostumbrarse a vivir un tiempo así si desea escapar del territorio que ella misma gobernaba.

En su alma un último suspiro para un ángel que ahora le acompaña.

10 comentarios:

El Enigma dijo...

Ah que bonita historia,ciertamente no todo tiene un final feliz pero me parece que en la nueva era de cuentos de hadas asi deben desarrollarse; reales...

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

The_Saint_Mty dijo...

Bonita historia Dra. La fuerza del amor...gracias por tus comentarios en mi blog..Saludos y que tengas un lindo día!

Kix dijo...

Ah qué poca!! Con el poder que tenía los hubiera mandado al calabozo forever!

RAYDIGON dijo...

Linda historia, pero porque escapo...

Besitos G.

yanett dijo...

Triste historia de amor!!!!

Edmundo Dantés dijo...

Me encantó. Dice tantas cosas y deja tanto a la imaginación. Como deben ser los cuentos de hadas. Saludos!

Vinnie Terranova dijo...

Mu buena historia.
Coincido con Kix

Saludos

IGNACIO dijo...

Me agrada el ritmo de tu prosa.

Dra. Kleine dijo...

Hay historias que siempre nos dejan un halo de locura, tristeza y alegría.
Habrá que saber lo que se vive en el poder para no desearlo más. Son cuchillitos con doble filo, no lo creen?
Qué bueno que les haya gustado!

Un saludo y seguimos!

Dra. Kleine dijo...

Hay historias que siempre nos dejan un halo de locura, tristeza y alegría.
Habrá que saber lo que se vive en el poder para no desearlo más. Son cuchillitos con doble filo, no lo creen?
Qué bueno que les haya gustado!

Un saludo y seguimos!