09 junio 2006

El mar

Caminando por la arena, dejando sentir la brisa pasar a través de mis piernas, miro por la orilla un rincón escondido entre palmeras y pasto, se distingue a poca distancia, pienso dirigirme hacia ese lugar donde la sombra invita a estar en una posición más fresca y cómoda....
Ahí, jugueteando entre la espuma, no paro de asombrarme por lo inmenso que luce éste mar, azul y sereno, imponente y tremendo.
Siempre había escuchado que la arena blanca de éstos lugares resalta más el azul del mar, como las chicas rubias que lucen espectaculares cuando su mirada se convierte en la luz de todo enamorado.
He caminado por toda la orilla y no he dejado de escucharlo, a contrachoque en las rocas parece llamar cada vez más mi atención.
Llego al lugar y es fresco, toca a mis pies la marea que sube tiempo a tiempo.
He descubierto que hay ritmo entre las plantas que ahí se encuentran y las aguas que me rozan...
Así comenzó el flirteo...
Me senté frente a él, jugueteando de manera inocente entre las manos y los pies; sus burbujas reventaban hasta salpicar mi cintura, travieso y engreído me sentí a su voluntad.
Me ofreció un lindo regalo que rodó con sus olas como brazos extendidos a mi: era una conchita, una conchita de mar bella. Adornada con algas de lo más profundo, demostrando lo afrodisíaco que puede ser todo él.
Me dejé acariciar los pies y él deseaba más, inusitadamente me hice hacia atrás, el beso de sal que tanto merodeaba daba en mi piel un toque especial.
Y se humedecieron las ligeras ropas y decidí desnudarme ante él. Leve, despacio, mirando en su horizonte cómo bramaba por entrar hacia él.
Yo tuve calma, sólo unas gotitas por mi piel, entre más lo miraba más subía y subía su cuerpo tan envolvente hacia mí al grado de comenzar un ritual que me envolvió de mente y cuerpo.
Y cerré mis ojos...
Y probé su sal y tocó mi cintura,
y sus olas me jalaban hacia él.
Estaba hipnotizada por su ritmo, su cadencia, su manera de hacerme el amor.
Era cristalino su sexo que pedía me quitara las ropas...
Tiré mi pareo y caminé hacia él.
Paso a paso sentía su abrazo, paso a paso rodeaba mis pies, y era frío y a la vez caliente lo que provocaba una incesante excitación en mi.
Me rodeó y mi humedad parecía la de él. Me tocó tan sutil que casi no lo sentí aunque mi respirar daba latidos sensuales
y me dejé penetrar.
El éxtasis de mis sonidos eran cada vez más intenso
Y su oleaje me brindo cabalgar a su ritmo,
Y decidí sumergirme en él.

Tocó mi sexo y aspiré el suyo, era mi mar armonioso de nuevo.

Me perdí en la inmensidad de los orgasmos y supe que siempre le había amado.
Me arrastró al final a la orilla, cansados, exhaustos... él volvió a su marea normal y yo sólo atinaba a suspirarle, como si yaciéramos acostados uno al lado del otro saludando el espejo del cielo.

Levanté mis ropas calmada, callada y con una sonrisa disimulada.
Volví por donde me vine y Sólo una vez le miré más.

14 comentarios:

yanett dijo...

Lindo relato para un viernes... invitando a la concurrencia a ir al mar!!!

Disfruten pues y que tengan buen fin de semana.

Angeek dijo...

¡No sabes que ganas me dieron de salir corriendo y tirarme al mar!
¡Está a 7 cuadras!
¡Tan lejos y tan cerca!
¡Al rato me voy!

El Enigma dijo...

Sin duda alguna, hace falta una visita al mar...

Un beso y buen fin de semana

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

The_Saint_Mty dijo...

El mar es siempre, fuente de inspiración...Saludos, buen fin de semana...

Kix dijo...

Yo también me apunto para ir al mar...

rossmar dijo...

quiero ir al mar!!!!!

Chica Yeye dijo...

en el mar! la vida es mas sabrosa!!

un abrazo kleine..

RAYDIGON dijo...

feliz fin de semana G.

IGNACIO dijo...

Volverás al mar de nuevo a sentir esas sensaciones penetrantes en los sentidos.
Bue fin de semana.

angel dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
angel dijo...

Una comunión con ese Mare Nostrum de misterios pleno que agradezco que hubieras compartido en esta prosa suave, de pronto de un hipnotismo cadencioso, que llega, sin embargo, hasta la playa...

Ztirzo dijo...

Dra!!!
Hace muchísimo tiempo que no la leia (En realidad me retiré un tiempo de la blogósfera, pero ya estoy de vuelta...)
Y que bueno que he regresado... que lindo texto es este... tan sensual.. tan lleno de ritmo... y yo aquí perdiendo el tiempo en la ciudad jejeje

Muchos Saludos!
Nos estamos leyendo

Saudade dijo...

Sin palabras... definitivamente escribes muuuy bien!! Está más que excelente tu relato. Gracias!

santaclarense dijo...

me encanta el mar de todo el mundo y me gustaria cambiar informacion y fotos de tu pais , soy de argentina y tengo muchas fotos para compartir si queres escribime a jorgewv@uolsinectis.com.ar saludos cordiales ...
jorge .....