11 enero 2007

Y aquí no pasó nada.

Y ahora...
...
Cantemos las golondrinas. ¿A la Navidad se le canta algo para despedirla? o simplemente queda aquí dentrito algo extraño que no sabemos cómo definirlo, especie de melancolía, semi-alegría, espera de nueva vez, cosa rara.
...
Da mucha emoción arreglar, poner y cantar, peeeeeeeeeero la hora macuca de quitar las cosas pone los nervios de punta. Y es que entre jefa Pluma Blanca, llamadas a todo mundo, ventanitas de ingenieros por el msn y quitar esferitas, lucecitas y musiquita con mucho cuidado si queda uno con la sensación de que la Navidad va a tardar mucho todavía!... Esperemos porque he dejado bien guardado todo con la delicadeza de cerrar un ataúd con tesoros de Rodolfo el reno, moños con esperanza de que no se aplasten por el peso del tiempo y los santo clós que se han limpiado de polvo oficinesco.
En fin, que logré estar en todo sin problemas, salvo el polvo mágico dorado que tengo en la cara, en el traje, en las manos y hasta en los ojos. Ninguna hada hubiera desperdiciado tanto polvo dorado con la magia como yo lo hice con la decoración de esferas, focos y peluches verdes de escarcha. Que bien quedan de bufandas sofisticadas.
...
Adiós a la Navidad del 2006, áhora miro el hueco que quedó y se ve extraña la oficina. Se extraña el tumulto de la ocasión. Mas ahí ya pensaré qué podré poner que no refleje la primavera aún pero que me remita al mes de Enero...
...
Pensaré... si me ayudan tal vez sea mejor.
¿Ya quitaron ustedes sus adornos?

3 comentarios:

Angeek dijo...

No, aún no los quito. Seguro que el finde lo dedicaré a eso. Pensar que ya se va perdiendo la costumbre de quitar el nacimiento y el árbol el 2 de febrero.
Y aquí ya están en preparativos de carnaval.
Saludos

RAYDIGON dijo...

Ya falta menos para la próxima Navidad, digo yo...

Besitos Doc.

alex vega dijo...

Yo no pusé nada de adornos para no quitarlos