17 enero 2007

Lo leí en algún lugar

El manejo de nuestras emociones.
Llegamos a este mundo sin un manual que nos diga cómo desenvolvernos, y así pasa nuestra vida: a veces estamos tristes, enfermos, deprimidos y nos sentimos perdidos, sin saber cómo manejar la situación; sin ser conscientes de que, si aprendemos a manejar las emociones, podremos tener tranquilidad, felicidad, salud, prosperidad y, así, elegiremos la vida llena de salud, felicidad y abundancia que deseamos.
Las emociones son el lenguaje con nuestro interior; cuando estamos enojados, tristes, deprimidos, alegres, centrados, felices, enfermos… es nuestro interior que nos habla: Y eso es lo que creamos.
La sorprendente noticia es que, desde el manejo de las emociones podemos cambiar tristeza, miedo, enfermedad, escasez por alegría, amor, salud, felicidad, amor, abundancia. Si sentimos (y creemos) que algo o alguien nos molesta, no es ese “algo” o “alguien” que nos molesta; solo nosotros mismos nos sentimos molestos; mejor dicho: Elegimos enojarnos, molestarnos. Ejemplo, una amiga me decía: Ese niño me enoja cuando lo veo; yo le decía “no es el niño quien te enoja; tú te enojas cuando ves al niño”.
No podemos depender de las situaciones que se nos presentan; la interpretación de los hechos es responsabilidad de nosotros mismos: Yo Soy quien elige. Las emociones manejan nuestra vida.
¿Cómo empezamos a manejar nuestras emociones?
Podemos tomar conciencia de nuestras emociones y cambiar: donde tengamos un pensamiento de tristeza, ponemos uno de alegría; cuando nos sentimos enfermos, recordemos, vivamos y disfrutemos del recuerdo y las imágenes mentales de cuando estuvimos sanos, llenos de energía; tengamos siempre presentes nuestros pensamientos felices. Empezamos ejercitándonos mentalmente; así iremos cambiando nuestras emociones para llegar a elegir lo que deseamos para nuestras vidas.
Ejercicios para mejorar mis emociones:
Con la práctica, podemos manejar nuestras emociones; así es como elegimos lo que queremos ser.
1. Hagamos un plan para programar nuestras emociones con el fin de mejorarlas, tomando así el control de nuestras vidas. Vamos a elegir qué hacer para mejorar nuestras emociones.
Ejemplo:
Plan para mejorar mis emociones Ver a menudo las películas que me hacen sentir inspirada, como La Cenicienta, El Rey León, etc. Traer a mi sobrino los fines de semana y jugar con él, hacerlo reír. Hacer un plan para ejercitarme trabajando en mi jardín: sembrar plantas de rosas rosadas y rojas. Trabajar más a menudo en mi computadora. Buscar y tener siempre en mi carro y en mi casa la música que me hace sentir bien. Tener mis libros inspiradores junto a mi cama, para leer cuando vaya a descansar. Vestirme de colores pasteles. Etcétera.
2. Recordemos nuestros éxitos, busquemos las imágenes que tengamos de nuestros éxitos; busquemos esos recuerdos de nuestros éxitos. Los escribimos y, constantemente, si esas experiencias no son perfectas, cambiamos las palabras y la hacemos perfectas: No permitamos menos que la excelencia.
3. Mira películas inspiradoras, lee buenos libros, escucha música que te agrade, canciones positivas.
4. Cuando sintamos alguna emoción que vemos como negativa, por ejemplo, estoy enojada, piensa ¿Cuál es el motivo?, ¿Qué situación activó esa emoción? ¿Por qué estás enojado? Esto con el fin de tomar la decisión de cómo vamos a interpretar los hechos y cambiar las emociones a positivas ¿Cómo puedo transformar esta emoción para mi propio bienestar? ¿Cómo puedo hacer trabajar esta emoción a mi favor?.

10 comentarios:

El Enigma dijo...

Nada facil el manejo de las emociones, pero no por ello, imposible, digo; somos seres calientes que muchas veces nos dejamos ir en cuanto a lo que sentimos por nuestro background de vida, pero de acuerdo a lo que escribio, Dra., se puede modificar el sentido ultimo mas no controlar el sentimiento.

Un beso

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Ileana dijo...

A veces las emociones son como ruleta, no? cambian casi sin control, y qué difícil es no engancharse en ello. Aunque lleves intentándolo de tiempo atrás.

Así que ánimo en mirar con la lupa las emociones hasta saber qué hacer con ellas.

Saluditos

Yanett dijo...

Por que será que solo aprendemos a controlar algunas emociones, las que nos dan alegría, y nos cuesta tanto trabajo lidiar con las demás....
Saludos Dra.

lefou dijo...

quien haya escrito esto seguro era solter@, sin hijos y con mucho dinero.

ellayyo dijo...

Dificiles de manejar, dificiles de controlar, faciles de sentir, un mundo poderoso e inquietante que te hace ser fuerte o debil, alegre o triste, dependiendo del momento y quien te las genere......
desde Venezuela un abrazo

Darhio dijo...

Inspirador!!!
Buenos propósitos y excelentes estrategias para mantener la salud emocional...

Te deseo mejor en el 2007

Besos Mi Dra

pandora dijo...

Técnicas para manejar las emociones? uff!!!!! supongo que con paciencia se puede conseguir, ojala yo pudiera controlar las emociones, pero de todas formas, ¿no nos diferenciamos de los animales por tener emociones?

george dijo...

Querida Dra,
hace algunos años en nuestra empresa todos tenian que pasar por un cursillo "positiv thinking", era casi clavado a lo que tu dices. Estoy de acuerdo en general, pero a veces, las cosas que te pasan en la vida son mas fuertes que tus intentos de convencerte a ti mismo, que todo lo que pasa sale de la imaginación.
Pero de acuerdo, se deberia poner algo como un filtro a la entrada de tu cerebro, que da prefercia a cosas agradables: belleza en la naturaleza, amor, amiga/os, etc,etc, y que elimina recuerdos y cosas actuales negativas.
¡Muy positivo es i.E. leer a Dra Kleine y escribirla un comment!

un abrazo

RAYDIGON dijo...

¿Adonde andas Dra.?
¿Todo bien?

Besitos de día 22.

Abundancia dijo...

Hola amigos,
Soy la autora del escrito, me encanta ver que les interesa el tema.
Pueden ver el original en:
http://abundancia33.blogspot.com/
Les invito a visitar mi blog, comentarios, sugerencias, preguntas, son bienvenidas.
Me llamo Milagros Rivas, soy Lic. en Administración, vivo en Venezuela, tengo una vida hermosa, marido, 3 hijas, dos nietos, y soy próspera, con abundancia material y espiritual... en mi blog les comento los secretos.
Abrazos y los espero por allá.