29 marzo 2007

¿Si, diga?

12:01 a.m.
-Riiiiiiing.... Riiiiiiiiiing...
- ¿Si diga?
- Hola precioso, ´¿cómo estas?, ¿te encuentro dormido?
- No, no lo estoy, leía un libro... ¿quien llama?
- ¿A poco ya no recuerdas mi voz Marcos... Marquitos de mi corazón?, con tantas veces que nos marcamos y hablamos al oído, ya tan rápido me olvidaste ¡bribón hermoso!
- ..... mmm... ¿Karina?
- ¡Por supuesto mi amor!
- Oh... estoy sorprendido, pero, pero dime, ¿cómo estás?... no es que me olvide, sólo que la última vez que nos vimos no fue algo que digamos... no era...
- Lo sé cielito, lo sé... yo siempre queriéndo quedar mal,´pero te pido lo olvides, ya sabes cómo soy. Y dime, ´¿No te gustaría volverme a ver mi amor?, ¿te extraño sabes?... quiero que estés a mi lado... ¿te puedo ver prontito?
- Bueno, yo... la verdad es que si es sorpresa lo que me dices, pero... seguro, sólo déjame hacer un tiempo y te confirmo, ¿te parece?
- No mi vida, te llamo para que no confirmemos, yo voy por ti, ¿de acuerdo?, te veo mañana, ahí en tu casa, a ésta misma hora y...
- ¿No crees que es muy noche?... son las doce y diez minutos y...
- No importa, yo quiero que siempre estés a mi lado... te veo entonces mi corazón, y no te olvides de que muero por verte ¿eh?, ¡mucho! jajajaja
- Click
9:03 a.m.
- Riiiing, Riiing...
- ¿Si diga?
- Marcos...¡qué onda! ¿te quedaste bien dormido cuate, no vas a venir?, el jefe pregunta un montón por ti, ¿qué le digo, eh?
- ¡Qué barbaridad Jorge!... si, la verdad me quedé dormido, pero ¿porqué me busca el jefe?, ¿pasó algo?, que me busque no es normal...
- Pues no sé cómo te caiga la noticia, pero ahí te va, ¿Te acuerdas de Karina?, tu ex... la que siempre tuvo instintos asesinos... "la perversa" que yo le decía por cómo te trataba y trató a los otros que tuvo antes que tú...
- ¡Sï como no!, Anoche me llamó y por cierto quedamos de vernos hoy...
- Jajajajaja, ¡soñaste compadre!, cómo que te habló... estás loco... Karina murió ayer por la noche,
la encontraron muerta en su casa... dicen que era media bruja porque había sangre por doquier y su gato a un lado, la mató un tipo, se lo llevó en plan de conquista y ahí se aprovechó para saquearla... ¿dicen eh?, el jefe te busca para que organices todo el proceso del funeral... la empresa lo va a pagar todo, ya sabes, como también anduvo con El... pues... te busca para que lo arregles.. como ves...¿Marcos?... ¿¿¿Marcos??'
- click tuuuuuuuuuuuuuuuuu tuuuuuu tuuuuuu tuuuuuuu

10 comentarios:

Enigma dijo...

... tenebrosas historias de despedida de almas que hacen antes de su ultimo viaje, no se, quiza sueños que son llamados de otros planos astrales, quiza, coincidencias infinitamente universales en cifras, sea lo que sea, ha de ser raro tener alguna experiencia asi.

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

angeek dijo...

Ayyyy! qué mello! La verdad hay personas que me han platicado de estas experiencias...mmm...hay tantas cosas que no sabemos.

Yanett dijo...

Casos como ese me intrigan... De verdad sucederá? confieso que me gustaría que me sucediera solo para saber si es verdad!}
Saludos.

AndreaLP dijo...

Gulp! Sé de cosas parecidas pero me encantaría saber si son leyendas urbanas o realidades.

Saludos, Dra.

Yola dijo...

Miércolesssssssss !! pero no me extraña sabes? he escuchado muchísimas historias como esta, y alguna vez me sucedió algo parecido... de que sucede... sucede...
Saluditos :)

The_Saint_Mty dijo...

Que buena historia Dra...leyendas urbanas o no, que dejan pensando..Saludos!

Dr. Sigfrido von Frankenstein dijo...

Cuentan que cuando encontraron a Marilyn Monroe muerta, en la mano tenía el auricular del teléfono.
Es un juego enfermo pero divertido pensar ¿estando a las puertas de la muerte con quién sería la última persona con la que desearías hablar? ¿Que le dirías?

Ileana dijo...

Dra! qué buena historia y que cosa... y bueno, el comentario del Dr. Sigfrido me dejó con tema para pesadillas.

Un abrazo

noemi dijo...

Jejeje, está buenísima, pero buenísima tu historia de terror :)

manuel dijo...

Muero por verte.....

Chan chan channnnnn

Ahí está la clave