31 julio 2006

Al día siguiente...

Todas estuvimos de acuerdo en que la salida fuera lo más temprano posible.
Eso lo dijimos antes de la fiesta ?claro-, porque durante todo el alboroto que hubo en el depa de nuestra ?supuesta? despedida fue lo que rompió todo; no teníamos la más remota idea de que la hora que fijamos de madrugada para salir y llegar a la Terminal, ya había pasado junto con toda la serenidad y sobriedad nuestra.
Aún seguíamos de pie, bailando y bebiendo con las risas de los demás.
Fue una suerte que no compráramos los boletos por adelantado.
Hasta que la música se calló, los vecinos dejaran de gritar y termináramos de despedir al resto de los que nos acompañaron fue como nos dimos cuenta la hora de la mañana que ya era.
La tragedia vino después cuando caímos en la cuenta que no podíamos irnos sin antes dar por lo menos una buena limpieza a todo eso que había pasado dentro de la sala, de las recámaras ¡y peor! dentro de la cocina?
El olor a cigarro, después de dormir sólo una hora, me parece en lo personal, nauseabundo cuando despiertas ebria y con hambre. Olerlo me da cruda y ganas de ir al baño de inmediato.
Podríamos decir que nuestras vacaciones ya habían empezado desde que a alguna de nosotras se le ocurrió traer a otros amiguitos a nuestra despedida.
-¡Nunca se les ocurra hacer eso!-, bailas, bebes y coges casi al mismo tiempo, pero a la hora de limpiar las sobras de la alfombra eres la tortuga más lenta que la raza animal hubiera podido tener.
Caso difícil sacar a uno que otro imbécil que le viste la cara durante toda la fiesta, te reíste con él, jugaste y hasta preparaste de la misma bebida en su vaso, pero a la hora de correrlo de la sala cuesta trabajo porque no despierta y cuando lo hace no tiene la más ligera idea de quienes somos todas ni nosotros sabemos su tonto nombre.
¿Lo asqueroso?
El baño.
A ver quien de todas lo limpia? o lo termina de ensuciar más con toda la revolución que ahí existe. ¡Aghhh!, lo único son las ganas de ir y al estar dos segundos parada sales corriendo de no soportar hacer ni de ?aguilita?.
No quiero imaginar las horas que pasaremos sentadas en el avión impacientes y moviéndonos de un lado para otro como si tuviéramos espinas en el trasero por estar incómodas, con cara de pocos amigos, desveladas y crudas. Hay quienes dicen que un buen caldo caliente ayuda a sentirse mejor? yo me vuelvo fiel compradora de refrescos pero no soporto que hablen alto.

Mi madre decía que el departamento que alquilamos para mis estudios era bastante pequeño- jeje- no sé si deba desmentirla en su ilusión porque todo lo que yo vi que entró ayer jamás lo hubiera creído ni porque omitiera la banda de rock que trajo hasta la batería? ¡qué locura!
Las vacaciones han empezado, mi cuerpo ya ha protestado, tengo la firme idea de tirarme de panza en cuanto llegue, a la cama más grande que tenga el Hotel.
Prometo no volver a bailar con tipos que no conozco ni a quitarme el sostén arriba de la mesa?
Será una suerte que al llegar a descansar tome un poco de bebida, apuesto que el calor será insoportable?
Mientras tendré que cargar maletas de aquí al aeropuerto? ¡Qué flojera!

5 comentarios:

El Enigma dijo...

Me suena me suena... caray, que tiempos aquellos de estudiante lejos de casa donde uno, sencillamente era suficientemente libertino para divertirse y suficientemente conciente para no pasaran malas cosas.

Un beso Dra

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Anónimo dijo...

Que viva la libertad mientras sea con responsabilidad.

Gracias por tu relato en este lunes de caos en el DF.

Besillos y Saludines / Adrian

Chai late dijo...

Cuántas de esas "despedidas" y "fiestas" no recuerdo...eso sí; ninguna de ellas tenía una salida al aeropuerto al día siguiente.
Llegar al aeropuerto en vivo es algo que prometí no volver a hacer...

Feliz Semana Dra.

Abrazo Fuerte!!!

Angeek dijo...

Vaya! a mí también me suena.
¡Buen inicio de semana!

Gonzalo dijo...

Parece que estuvo ruda la despedida, pero ¿si no lo disfrutas ahora cuando? este es buen tiempo de quitarse el sostén arriba de cualquier mesa y de bailar con conocidos y desconocidos... uno de estos días el sistema te va a absorber y mil pretextos han de castrar tu inefable libertad de vida....
Besos
Diviertase