20 julio 2006

La separación

Difícil encuentro tendría él.
Desde que amaneció, entre la vuelta y vuelta que le daba a la cama ya no lograba conciliar el sueño, pese a que aún lucía oscuro allá afuera.
Era inquietud lo que le daba vueltas en la cabeza.
Era indecisión lo que le atormentaba.
¿Y si insistía un poco más?
¿Y si se sinceraba con ella diciéndole que aún la amaba?
No podía creerle a tantas veces que se lo pidió, una más sonaría a burla o repetición.
Lamentaba mucho el haber creado tantas barreras cuando sólo la apertura era lo que reinaba en su relación.
Entre trabajo, amigos y muchas otras escapadas de amantes fue lo que terminó por dar el tiro de gracia al amor que ella le tuvo.
Su entrega fue incondicional y él, a pesar de los años, aún no lo valoraba.
-
Bastó encontrarlo ebrio en su cama, al lado de aquella vieja amiga que siempre juró "no tenía nada que ver con él" para que ella saliera corriendo, desesperada, desauciada de su amor.
Atreverse a llevar a su amante al lugar donde se había contruído con esfuerzo y amor lo que ella consideraba puro rompió todo entre ellos.
-
Ahí en la cama lo recordaba.
Ahí en la cama se ocultaba entre las cobijas queriendo borrar el recuerdo de los primeros y últmos golpes que propició su ira en la mejilla de quien tanto dijo que adoraba.
-
¿Cómo pudo llegar al límite de cansarla?-- de sobra lo sabía--
-
Optó por levantarse, asomarse y ver que aún nadie caminaba dado lo temprano que estaba. Ni el cigarro se antojaba porque le daba vueltas el estómago.
-
Terminó convencido que el día sería largo. Tomó una ducha y salió aún con sentimientos encontrados.
Ni la radio ni el televisor lograron darle ruido para ocultar lo que le martillaba ahi en la mente. Ni se diga del corazón.
-
9.30 a.m. y la llamada esperada llegó
-Si, él habla. Buenos días... estoy listo. No... no lo olvidáré... Ahí le veré con los documentos y sus honorarios. De acuerdo...gracias.
-
Colgó y dejó de pensar.
-
Bastó eso para definir que todo se terminó.
-
En el juzgado estaría presente ella -con su abogado también- de lentes oscuros, seria y sin manifestación alguna no diría nada salvo lo que tuviera que conversar con el abogado.
Adiós a los tiempos de ternura y amor, de respeto y consuelo, de reconciliación y paz.
En el momento en que el Juez dictaminó la sentencia no hubo camino hacia atrás.
-
El divorcio quedó asentado.

11 comentarios:

El Enigma dijo...

... ah Dra. los dvorcios, intricado mundo de papeleos y sentimientos que se desborda sin lugar a dudas, por causa de dos; asi mismo, los problemas de pareja, son de dos.

Un beso Dra.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Anónimo dijo...

Las almas no entienden las rupturas en tinta... Voto por empezar un viernes calientito!!

Saludos / Adrian

yanett dijo...

Difícil situación, sin embargo creo que es lo más sano para una relación que no da para más....
Saludos.

JOSE SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Tómala!
y bueno, ¿que pasa después?

Kix dijo...

Qué bueno!! Que sufra y se retuerce por el resto de sus días!!

rossmar dijo...

a pesar de todo lo que se dijeron seguramente verse a la cara nuevamente y saber que ahora si nada los unirá es dificil y triste.

Lety dijo...

Una experiencia que no envidio,que no quisiera llegar a conocer, toco madera...

Besos Dra. Kleine

Asmodeous dijo...

Primera vez que vengo por aquí. Me gusto tu blog.

Saludos!

RAYDIGON dijo...

Que historia... =(

1 beso G.

Dra. Kleine dijo...

Cierto chicos, hay historias que tienen un irremediable fin.
No hay de otra.

Chai late dijo...

Me hiciste recordar el día que fui a firmar mi divorcio.
Afortunadamente todo fue en buenos terminos y ella pasó por mi para ir a los juzgados y después de la firma nos fuimos a comer...