08 julio 2005

¿Los Libros Mueren?




- Aún no sé qué contestar pequeño folleto, es muy difícil tu pregunta porque aún cuando yo ya estoy gordo, polvoriento y viejo no tengo revelado eso en mis hojas.
- Pero entonces, ¿qué les pasa si con el tiempo sólo se queda en los viejos ataúdes?
- Jo, Jo, Folleto, no son ataúdes, son libreros, casitas especiales para que estemos quietos pequeñín.
- ¿Ahí no es para que mueran?
- No, sólo es para que estemos a la mano, prestos y dispuestos a ofrecer nuestro contenido a quien guste conocernos.
- ¿Cómo llegas hasta éste lugar? Siempre está calladito, ¿los despiertan mucho?
- ¡Oh no!, llegamos aquí en diferentes condiciones, cuando nuestra piel huele diferente, ese aroma que todos los humanos suspiran al pasar las hojas una a una frente a su cara, lo disfrutan y nos hace cosquillas su nariz. Algunos llegan recién nacidos, otros pueden pasar por los años que yo tengo. Cuando estamos activos nos pasean por los lugares a los que ellos van. Nos convertimos en lo que podríamos llamar "compañeros silenciosos". No podemos hablar hasta que ellos nos dirijan la mirada o comiencen a leernos. Ahi nosotros revelamos lo que tenemos frente a quien nos lee, algunas veces vemos cómo ponen sus ojos redondos, abren la boca y parecieran asustados, otras cómo cambia su rostro y lloran...
- ¿lloran? ¿ustedes hacen llorar a quienes los leen?
- Bueno, según nuestra misión, contarles lo que tenemos es hacer que ellos viajen hacia nuestro interior, rían, se emocionen, abran sus sentidos y platiquen con nosotros. Diálogos cortos, porque no podemos alejar sus ojos. Su misión será que lleguen a la parte final de nuestra contraportada. OHHHH!! y aprendan de lo que decimos, en muchos de ellos su pensar se transforma y viven por lo que uno de nosotros dijo a su cabecita...
- ¿Qué es lo más feo que les puede pasar?
- Uy, pueden pasarnos diferentes cosas tenebrosas mira: Si uno de los lectores no llega al final nosotros no habremos cumplido nuestra misión, no sabrán el resto de lo que teníamos por contar, y nos sentiremos incompletos, olvidados, no pudimos ofrecer una buena idea.
Antes, si terminaban de leernos se asustaban y terminábamos en la hoguera de manera rara porque ellos mismos nos habían implantados sus ideas y no deseaban que se siguieran transmitiendo, cosa rara mmm, si, lo era. Hubo una época en la que fuimos muy custodiados, ¡si señor!...Una de los casos en los que no es agradable pensar es que nos arranquen nuestras entrañas, con las que ellos mismos nos diseñaron, es doloroso y nunca quedamos igual. Hay expertos doctores que nos tratan con mucho cuidado pero pocos somos los afortunados de caer en sus delicadas manos.
- ¿Tu conociste muchos lugares? ¿Qué hacías cuando viajabas?
- Oh si! Era divertido, podía ejercer la función de una almohada, de un tapaojos a la hora de la siesta (aunque los ronquidos fuesen espantosos!) y de un útil paragüas ligero. Viajar por los lugares más extraños que te puedas imaginar y ser amigo de cuantos lectores pudieras coleccionar. Sus manos se vuelven cadenas inquebrantables cuando te tienen preso y no te sueltan hasta que saben todo. Pude tener los ojos más bellos de chicas lindas estudiosas y calladas, de rebeldes preguntones y estudiosos en la materia, pude fijar más allá de la luna y estrellas estelares a todos los que deseaban platicar conmigo aún con sus años encima. Sé que cumplí, sé que logré mi cometido...
- ¿ Y ahora te irás?
- No sé que haré, los libros no van al cielo, y sospecho que tampoco mueren, se quedan en la mente de todos y cuentan y reviven lo que vieron en nosotros. Así, de esa forma, los acompañamos a ellos -ellos si se van al cielo- y quedamos dentro, muy dentro de lo que ellos llaman "Alma".

25 comentarios:

lata latoso dijo...

siempre trato de obtener una frase de algún libro y aplicarla alguna vez

no es difícil

y es muy chido


saludos mi querida kleine

hoy la extraño mucho por alguna razón desconocida.

nar dijo...

Doctora!!! los libros jamas mueren,, dicen que solo mueren cuando alguien deja de leerlos.. y a un asi... lo dudo!

saludos a todos!

Gabriela Velázquez dijo...

SOS, SOS, Memo no podrá raquetaear más.. Buaa.... ve a Gorilas de Peluche...

Ztirzo dijo...

Yo también dudo mucho que los libros mueran... Aún cuando se parten y sus hojas quedan dispersas, es interesante imaginarse todo lo demás. En lugar de morir, los libros se reproducen!

Flamingos dijo...

De los cientos de libros que tengo en mi biblioteca, no hay uno que no agarre en algún momento y, al azar, le pegue a una ojeadita a algún capítulo.
En mi caso no tengo libros muertos.
Un beso porteño

PD: me has extrañado en mi blog, porque no has pasado por "Aurelia Taborda"

Flamingos dijo...

Oooops, acabas de pasar.
Otro beso

Chica Yeye dijo...

Los libros no mueren mientras recordemos sus textos, talvez pueden hacerlo fisicamente, pero son como la mascota kerida ke solo nos keda el recuerdo cuando se fué.. saludos

Teresita dijo...

Los libros me encantan y son varios los que me han contado sus historias, viajo con ellos desde el centro de la tierra, en una isla flotante por ochenta días hasta darle una vuelta a la luna.

El Enigma dijo...

Los libros no mueren, simplemente van descansando y cuando llegan a una considerable edad, en reconocimiento a ello, se les da un lugar especial.

Asi es como tenemos los incunables mas grandiosos que existen, pese a la destruccion de la antigua biblioteca de alejandria.

Aunque... ¿ya vieron la nueva?

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

SilentHades dijo...

Estoy de acuerdo con Nar, los libros no mueren, solo mueren cuando dejan de leerlos.... aún recuerdo algunos libros viejos que encontraba de niño, los leía con tanto ínteres....

"El Profe" dijo...

Los libros requieren ser adptados, cuidados, citados, atendidos, leidos como cartas de amor, es decir, tres veces aliendo su perfume, intuyendo el estado de ànimo de su autor y entre lineas captar la verdadera intenciòn del autor, si asì se tratan los libros, no solo no moriran sino que habràn encontrado un buen amante y un enamorado de lo que cuentan los hombres y las mujeres en cualquier parte de esta querida humanidad.

Muy buen post, Gorda, te saluda respetuosamente el profe...gracias por tu comentario en Conceptos poderosos

makoro91 dijo...

"Un libro es como un jardín en el bolsillo". Proverbio árabe.
Quien no termine un libro, o lo de por muerto, esta viviendo en Fahrenheit 451...

JOSHUA dijo...

Bueno, los libros no mueren, pero hay algunos autores a los que provocaría matarlos. Algunos escritores son malísimos, o escribieron una vaina y ya está... En fin...

Tia Mary dijo...

Amo los libros, amo la literatura...
pero no por eso, leo cualquier cosa....
estoy de acuerdo con que hay libros para todos los gustos, pero no pierdo mi tiempo si alguno no me logra atrapar.
Gracias por pasearte por mi agua...
nos vemos!

Flamingos dijo...

Ahí está el final de la Trilogía: "Pablo Tallarico"

jrnCalo dijo...

Amo los libros y eso me hace más feliz
Si estoy solo pero llevo un libro conmigo
no estoy solo, estoy acompañado por
alguien muy interesante, en una cafetería
él y yo tan a gusto
por que los libros tiene vida
nos hacen vivir vidas nuevas
llenas de contenidos mágicos y soñadores
También nos ayudan a pensar mejor
y a tener algo que contar
Me puedo pasar dos horas tan ricamente
en una librería llena de libros
Mis ojos y los libros, no necesito más
Mira ropa yo observo libros
Viajando leo libros tengo la fortuna de
no marearme
pero creo que me estoy extendiendo
Saludos cordiales

Laura dijo...

Pase a conocerte, me gusto tu blog, siempre llevo un libro a todas partes, siempre hay unos minutos de espera o un viaje solitario, y además me acostumbre a leer antes de dormirme.
Se ha transformado en una compañia.
un abrazo

noemi dijo...

Todo pasa y todo queda....

Isthar dijo...

Los libros nunca mueren mientras les demos vida en nosotros.

Mis libros tienen vida, tienen incluso su propia habitación, dónde sueño que por la noche comparten sus historias unos con otros :)

Hamletmaschine dijo...

Los libros en sí son la voz de los muertos.

RomáN dijo...

¡Me ha encantado muchísimo tu post!. Definitivamente es una carta de amor y de batalla a favor de los libros y la literatura. Sin duda nadie vuelve a ser el mismo después de leer uno -incluso el más malo-. Siempre queda algo.
Los libros sirven para darle sentido y orden a la caótica condición humana y para comprendarla mejor. Gracias a ellos tenemos conceptos como "sadismo" y "quijotesco" y, definitivamente solamente una persona que lee sabe y comprende que los ojos pueden tocar, las manos ver y los dedos gritar. Espero no te moleste que me haya colado en tu blog y agradzco mucho tus comentarios en el mío! Una de las razones que tuve al hacerlo fue la posibilidad de encontrar y coincidir con personas como tú, espero sigas leyéndome -y dejándome comentarios- gran Kleine.
Un gran abraxxo! =)

Raquel Olvera dijo...

Qué lindo!
Me encanta. Se los voy a leer a mis sobrinos. Me gusta mucho.
besos

Grün dijo...

Saluditos !!!

VIsitando y dejando saludos para ti!!

Akapella dijo...

Que buen Post! un libro es como un umbral que traspasas y que te cuenta la verdad de un misterio.

Yo tengo muchos libro en cola por leer, pero siempre termino leyendo.


Saludos y gracias por tu visita

:)

Mario Aguilar dijo...

Los libros, son como ese sentimiento que te da cuando haces regularmente ejercicio físico y por equis causa no has podido hacerlo en dos o tres días (el ejercicio, claro). Te sientes, incómodo, incompleto, "cargado", "pesado"...entre otras cosas, hasta que puedes volver a ejercitarte. Así con los libros, estás atrapado en la pasión de la lectura, y rompes con eso por un par de días o algo similar..y te sientes que te falta algo, te sientes "vacío"...sientes que no estás siendo parte de una historia o conociendo algo de alguien, que el libro te pudiera hacer vivir o conocer... Por cierto, el libro solo "hiberna", hasta que el calor de las manos de un lector, le vuelve a poner activo...Saludos y felicidades por tus post!